ENERGÍA RENOVABLE

Los mercados bursátiles señalan una brecha creciente entre las empresas de tecnología limpia canadienses y estadounidenses

Canadá es una de las naciones productoras de petróleo y gas más grandes del mundo, y el sector del petróleo y el gas es su industria exportadora más importante.

Con el rápido aumento de las inversiones en energía verde a nivel mundial, los mercados bursátiles han comenzado a considerar a las empresas de petróleo y gas en Canadá y Estados Unidos como maduras y con un futuro incierto, a pesar de las ganancias récord recientes y los aumentos en los precios de las acciones.

Una transición energética prudente y económicamente viable hacia una economía baja en carbono es de suma importancia para la prosperidad futura del país. Como parte de la transición, Canadá debe convertirse en un destino lucrativo para inversiones en tecnologías limpias.

La Asociación Internacional de Energía informa que las inversiones en energía limpia (incluida la nuclear) siguen creciendo con respecto a las inversiones en combustibles fósiles: 1,7 billones de dólares invertidos en energía limpia en 2023, en comparación con 1,1 billones de dólares en combustibles fósiles. Esta tendencia sólo continuará en las próximas décadas.

Nuestro análisis reciente de los datos del mercado de valores de 2018 a 2022 proporciona información importante sobre cómo los mercados de capital ven el riesgo y el rendimiento de las empresas de petróleo y gas y de tecnologías limpias en ambos países.

Las empresas estadounidenses de tecnologías limpias son más valoradas

En nuestro estudio, examinamos cómo los mercados bursátiles de Canadá y Estados Unidos valoran a las empresas de energía tradicionales, a las de tecnologías limpias y las perspectivas de ambas.

LEER  El número de aerogeneradores marinos podría llegar a 30.000 para 2030: instalarlos requiere nuevas ideas en ingeniería marina

Nuestro estudio sugiere que existen grandes diferencias entre las industrias de tecnologías limpias en Canadá y Estados Unidos. La tecnología limpia tiene perspectivas mucho mejores en Estados Unidos, mientras que las empresas de petróleo y gas en Canadá pueden sobrevivir más que sus contrapartes estadounidenses.

Nuestro informe indica que los mercados ven a las empresas de tecnología limpia como empresas en crecimiento tanto en Canadá como en EE. UU., a pesar de los decepcionantes rendimientos bursátiles de estas empresas desde 2021. Las empresas en crecimiento son empresas que reinvierten sus ganancias actuales en operaciones para expandirse aún más rápidamente y luego apuntar a generar ganancias. mas tarde.

El ministro de Energía y Recursos Naturales, Jonathan Wilkinson, se levanta durante el período de preguntas, el 1 de febrero de 2024 en Ottawa.
LA PRENSA CANADIENSE/Adrian Wyld

Las valoraciones son significativamente más altas en Estados Unidos, lo que sugiere que el mercado ve mejores perspectivas a largo plazo para el sector al sur de la frontera. Las empresas canadienses de tecnologías limpias podrían tener problemas para crecer y aprovechar las oportunidades.

Las empresas de tecnología limpia en EE. UU. también están atrayendo más capital social, particularmente desde que ese país aprobó la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) en 2022. La IRA ha acelerado significativamente las inversiones en tecnología limpia en EE. UU.

Si bien los créditos fiscales canadienses para tecnologías limpias son sustanciales, no parecen tener el mismo impacto en las inversiones que el IRA, tal vez porque las reglas para los créditos fiscales canadienses y otros incentivos se consideran más complejas.

El verdadero problema no es la política canadiense para la transición energética per se, sino la compleja implementación, la incertidumbre y la falta de claridad de estas políticas.

Incertidumbre política

En Canadá existen oportunidades en tecnologías limpias, pero no hay lugar para mayores riesgos regulatorios. Los desacuerdos entre el gobierno federal y algunos gobiernos provinciales crean una incertidumbre que perjudica las inversiones.

La repentina moratoria de Alberta sobre la energía renovable no fue útil, especialmente teniendo en cuenta que la provincia se ha convertido rápidamente en un semillero canadiense de energías renovables. Si bien la provincia levantó la moratoria desde entonces, sus nuevas regulaciones para el sector de tecnologías limpias han sido criticadas por ser demasiado estrictas.

La incertidumbre política, junto con actitudes empresariales más reacias al riesgo que en Estados Unidos, está creando obstáculos innecesarios para la comercialización de innovaciones en tecnologías limpias en Canadá.

Pumpjacks vistos contra un cielo oscuro y violáceo dividido por la mitad por un arco iris
Las bombas extraen petróleo y gas de los pozos cerca de Calgary en septiembre de 2023.
LA PRENSA CANADIENSE/Jeff McIntosh

Esto debería preocupar a muchos, ya que las empresas canadienses de tecnologías limpias podrían verse tentadas a ubicar sus operaciones al sur de la frontera. En consecuencia, las nuevas empresas canadienses apoyadas por los contribuyentes pueden terminar creando más riqueza en Estados Unidos que en casa.

Mientras tanto, las empresas canadienses de petróleo y gas han experimentado recientemente un sólido desempeño operativo, y sus valoraciones y rendimiento de las acciones lo respaldan. Curiosamente, las empresas energéticas canadienses están valoradas más en relación con sus ganancias que sus contrapartes estadounidenses, lo que va en contra de la opinión popular entre los expertos del sector energético canadiense.

Una de las razones de las valoraciones más optimistas es la inminente finalización del oleoducto Trans Mountain y el consiguiente aumento de la capacidad de exportar petróleo pesado de las arenas bituminosas. No hay duda de que el sector energético seguirá contribuyendo a la economía canadiense, al menos en el mediano plazo. La pregunta clave es: ¿por cuánto tiempo?

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

El sector del petróleo y el gas debe reinvertir una mayor parte de sus ganancias en tecnologías de reducción de emisiones. Sin embargo, si las políticas e incentivos canadienses no respaldan suficientes perspectivas de retorno de la inversión, el sector seguirá invirtiendo poco en la transición energética. En particular, se debería facilitar el acceso a los incentivos fiscales a las pequeñas y medianas empresas.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) será fundamental para seguir atrayendo financiación y generando beneficios más allá de 2030. El sector del petróleo y el gas ha sido criticado por su lento progreso en este sentido, pero el reciente anuncio de una solicitud regulatoria para un proyecto de captura de carbono por productores de arenas bituminosas con el Regulador de Energía de Alberta es ciertamente alentador.

Si bien competir con Estados Unidos por inversiones en tecnologías limpias y reducir las emisiones de GEI en el sector del petróleo y el gas es un desafío, las empresas canadienses deberían seguir aprovechando las oportunidades. Ambas industrias requieren entornos regulatorios predecibles, estables y claros para brindar la certeza que los inversionistas y las empresas necesitan para continuar invirtiendo en Canadá.

Nuestro éxito como nación depende de ello.

LEER  Los grandes incentivos nuevos para la energía limpia no son suficientes: la Ley de Reducción de la Inflación fue solo el primer paso, ahora comienza el trabajo duro

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies