Emisiones De Carbono

Una acción climática eficaz requiere que dejemos de ver nuestros esfuerzos como un «sacrificio»

Si eres como la mayoría de las personas, te han enseñado que la acción climática es un sacrificio. Probablemente le habrán dicho que reducir las emisiones de los combustibles fósiles es el precio que debemos pagar por un planeta habitable. Pero nuestra investigación explica por qué deberíamos mirar este tema desde un marco diferente.

Los marcos nos ayudan a pensar en cuestiones complejas. Sugieren supuestos iniciales, problemas a resolver y señalan posibles soluciones. Los marcos de sacrificio comienzan con el supuesto de que la acción climática es un costo oneroso.

Dada esa suposición, se deduce naturalmente que la acción climática consiste en convencer a la gente de hacer sacrificios. Pero los académicos han criticado los marcos de sacrificio por ser malos a la hora de motivar la acción. Dígale a una persona que se sacrifique y probablemente le dará una lista de razones por las que no debería hacerlo.

Sugerimos un enfoque diferente. En lugar de explicar por qué deberíamos sacrificarnos por el clima, explicamos por qué la acción climática no es un sacrificio. También sugerimos un marco alternativo y más esperanzador que se ajuste a la ciencia actual.

Tres marcos que se desmoronan

Un marco sostiene que los países ricos tienen poco que temer del cambio climático pero mucho que perder económicamente por la reducción de emisiones. En este marco, el problema es persuadir a los países ricos a sacrificarse por los más pobres, que son más vulnerables.

Sin embargo, las sequías en Europa, los incendios forestales en Canadá y el clima severo sin precedentes en los Estados Unidos muestran que ningún lugar está a salvo del cambio climático.

Otro marco insiste en que el clima cambia demasiado lentamente como para que los recortes de emisiones marquen una diferencia en nuestras vidas. Se piensa que las generaciones actuales pagan ahora, pero todos los beneficios van al futuro. Según esta perspectiva, el desafío es persuadir a la gente a no “pasar la pelota” a las generaciones no nacidas.



Leer más: Cómo el lenguaje puede bajar la temperatura del acalorado discurso sobre el cambio climático


Sin embargo, las investigaciones encuentran que los efectos refrescantes de la mitigación comenzarían dentro de dos décadas desde el inicio de la eliminación gradual de los combustibles fósiles. Muchos beneficios colaterales de la mitigación, como la mejora de la calidad del aire, también son inmediatos. Según una estimación reciente, la contaminación del aire provocada por la quema de combustibles fósiles mata aproximadamente a 8,7 millones de personas al año.

Finalmente, la tragedia de los bienes comunes dice que, a pesar de los beneficios colectivos de controlar el cambio climático, la acción climática es siempre un costo neto para cada país, independientemente de lo que otros países decidan hacer.

En este panorama, el interés propio lleva a los gobiernos a demorarse e insistir en que otros paguen la cuenta de la reducción de emisiones. Eso sugiere que el problema es evitar el “parasitismo” y fomentar el sacrificio por el bien común.

Sin embargo, una transición a la energía renovable es una inversión que probablemente generará mayores ahorros económicos cuanto antes comencemos. Una transición verde tiene costos iniciales. Pero el tiempo medio estimado de recuperación de la inversión de una transición a las energías renovables para 2050 a partir únicamente del ahorro de energía es de sólo unos 5,5 años, y menos de un año si se tienen en cuenta los beneficios colaterales como la calidad del aire.

Paneles solares fotografiados en el proyecto Michichi Solar cerca de Drumheller, Alta.
LA PRENSA CANADIENSE/Jeff McIntosh

Cada uno de los cuadros analizados anteriormente contiene un núcleo de verdad. Las disparidades de vulnerabilidad vinculadas a la riqueza, la inercia en el sistema climático y los desafíos a la acción colectiva son todos reales. El error radica en pensar que la acción climática es un sacrificio.

Por el contrario, cambiar a energías renovables puede generar ahorros económicos y mejorar la salud en la actualidad. Proponemos un marco que se ajuste a estos hechos.

Juegos de propinas

En un juego de propinas, los jugadores pueden ganar un premio compartido haciendo contribuciones individuales a un bote común. Pero hay un problema. La contribución de cada jugador pasa un reembolso a aquellos que contribuyen más tarde.

Eso significa que un juego de inflexión tiene un punto de inflexión. Esto sucede cuando suficientes personas contribuyen para que otros contribuyentes disfruten de un ahorro neto. Después de eso, la gente tiene un incentivo para invertir su dinero incluso si no les importa el bien colectivo.

La caída de los costes de las energías renovables puede verse como un juego de inflexión. Las primeras acciones para promover la adopción de la energía solar, como las tarifas de alimentación de Alemania en 2000, llevaron a una mayor demanda y precios más bajos. Cuantos más paneles solares compraba la gente, más eficientemente aprendían los fabricantes a fabricarlos y mayor era el incentivo para las innovaciones que mejoraran el rendimiento.



Leer más: Canadá debe dejar de tratar los desastres climáticos como crisis humanitarias inesperadas


Un punto de inflexión llegó alrededor de 2014, cuando la energía eólica y solar empezó a ser más barata que la electricidad obtenida a partir de carbón y gas.

Pero una transición hacia las energías renovables requerirá cruzar puntos de inflexión en otros sectores, como el transporte y la fabricación de acero. Dados los riesgos que plantea una transición verde para los exportadores de combustibles fósiles, este proceso es una cuestión de política, además de economía y tecnología.

Se podría señalar con razón que la acción climática implica mucho más que energía renovable. ¿Qué tienen que ver, por ejemplo, los paneles solares más baratos con la deforestación? Pero sugerimos que los juegos de propinas también pueden ser un marco útil en este caso.

La principal causa de deforestación es la ganadería, especialmente la limpieza de tierras para pastar ganado y cultivar soja para alimentación del ganado. Reducir el consumo de carne y hacer la transición a dietas basadas principalmente en plantas también se reconoce ampliamente como algo positivo desde una perspectiva de salud y clima.

Un campo vacío con árboles dispersos en pie y talados.
Un área deforestada que se utilizará como granja ganadera, junto a la aldea Juari, parte de la reserva indígena Karitiana cerca de Porto Velho en Brasil. La ganadería es la principal causa de deforestación mundial.
(Foto AP/André Penner)

En este contexto, la dinámica de inflexión puede estar más centrada en la difusión de políticas y normas sociales que en las innovaciones tecnológicas. Las políticas que reducen eficazmente el consumo de carne o la deforestación en un lugar pueden modelarse en otros lugares. Es probable que la evolución de las normas sociales también desempeñe un papel importante en una transición generalizada hacia un consumo reducido de carne.

Los juegos de propinas ofrecen esperanza para la acción climática. Proporcionan un modelo simple para comprender el crecimiento de la energía renovable que es relevante para otros aspectos de la lucha contra el cambio climático. Y explican que las soluciones a los problemas colectivos no requieren que todos se conviertan en santos abnegados.

Cambiar nuestra forma de pensar sobre la acción climática podría cambiar lo que hacemos. Mientras esperamos con ansias la reunión climática COP28 de este año, esperamos que tanto los funcionarios gubernamentales como el público comprendan estos riesgos y aprovechen estas oportunidades. Cada acción tiene la posibilidad de ayudarnos a alejarnos del peligro.

LEER  La eficiencia energética ayuda a evitar la construcción de hasta 50 centrales eléctricas en Indonesia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies