Subida Del Nivel Del Mar

Sabemos que el nivel del mar está subiendo, ¿por qué los gobiernos australianos no hacen planes para ello?

La gran mayoría de los australianos (87%) vive a menos de 50 kilómetros de la costa. La costa ofrece paisajes, natación y la posibilidad de refrescarse gracias al mar.

Pero el problema es que las costas tal como las conocemos van a cambiar. El aumento del nivel del mar se está acelerando. A medida que los mares suben poco a poco, las marejadas ciclónicas pueden llegar más hacia el interior y la erosión costera se intensifica. Las costas de Australia no son inmunes.

Las zonas bajas son particularmente vulnerables, como las ciudades alrededor de Western Port Bay en Victoria.

Entonces, ¿por qué no estamos planificando lo que sucederá? En el presupuesto federal de este año se asignaron fondos a muchas necesidades a largo plazo, como submarinos para la defensa (alrededor de 20 años), el proyecto Inland Rail para transporte de mercancías (alrededor de 15 años), el enlace ferroviario Sunshine Coast para transporte (al menos 10 años) y políticas a largo plazo para la fabricación verde. Los presupuestos estatales también asumen compromisos a largo plazo.

Pero no había nada que preparara a nuestras comunidades costeras para el agua. El aumento del nivel del mar y las marejadas ciclónicas son problemas que empeoran constantemente. Si gastamos para evitar mil millones de dólares australianos en daños en 2040, eso es lo mismo que evitar 4 mil millones de dólares en 2070 y 10 mil millones de dólares para 2100, según el informe Kompas publicado el año pasado por el coautor Tom Kompas y sus colegas.

A medida que el nivel del mar se eleva, las marejadas ciclónicas pueden llegar más al interior. Esta imagen muestra a unos ciclistas en lo alto de un malecón mientras una marejada ciclónica azota Brisbane en 2013.
Fotografía de seda/Shutterstock

Los costos económicos son conocidos

Si no nos preparamos, corremos el riesgo de dañar la vivienda, el medio ambiente, las ciudades y las industrias costeras y marinas de rápido crecimiento.

¿Cuánto cuesta el aumento del nivel del mar? El informe de Kompas concluyó que, en un plazo de 75 años, el aumento previsto del nivel del mar de 0,82 metros, sumado a un 19% más de mareas de tormenta, provocaría unas pérdidas económicas asombrosas en Victoria de 442.000 millones de dólares, inundando 45.000 hectáreas de tierra habitada y afectando a casi todas las comunidades costeras.

En el extranjero, la magnitud del problema es asombrosa. Se estima que los daños a las ciudades y pueblos costeros de la Unión Europea y el Reino Unido ascienden a 1,4 billones de dólares.

¿Por qué no tomamos esto en serio?

Es una buena práctica planificar estratégicamente teniendo en cuenta los riesgos y las necesidades conocidos. Y hacemos planes a largo plazo en muchas áreas, pero hasta ahora, la adaptación costera no es una de ellas.

Debido a que las emisiones de gases de efecto invernadero no están disminuyendo como era necesario, ya hemos fijado un cierto nivel de aumento del nivel del mar. Esto se debe a que hay un desfase entre la emisión de gases, el calentamiento de la atmósfera y los océanos y el derretimiento del hielo que fluye hacia los mares.

¿Cómo es la adaptación? Tenemos seis opciones:

1. No intervención: Las autoridades permiten deliberadamente que se produzcan impactos. Podría utilizar esta estrategia si fuera demasiado costoso o imposible proteger un área costera, o si no hay personas viviendo allí.

2. Evite: Asegurarse de que las nuevas viviendas, la infraestructura y los usos humanos de la costa se trasladen lejos del área que se verá afectada.

En Australia, se utilizan puntos de referencia de planificación del nivel del mar a nivel local o estatal para señalar las zonas en las que se justifica el desarrollo permanente. Los puntos de referencia y las evaluaciones difieren notablemente en todo el país.

3. Métodos basados ​​en la naturaleza: potenciar o restaurar sistemas naturales capaces de reducir los daños.

Este método implica trabajar para recuperar o mejorar hábitats naturales como arrecifes de coral, arena, arrecifes de mariscos, manglares, humedales, marismas o pastos marinos para acumular sedimentos, agregando altura y formas naturales de absorber parte de la fuerza de los mares más altos.

Muchos estados australianos ya cuentan con ejemplos en marcha. En la UE, el programa REST-COAST está trabajando en muchos proyectos de restauración basados ​​en la naturaleza, mientras que en Estados Unidos hay muchos ejemplos, como la restauración de arrecifes de ostras.

4. Retiro gestionado: reubicarse lejos del peligro.

La comunidad de Isle de Jean Charles en Luisiana fue la primera comunidad a nivel mundial en retirarse tierra adentro de manera planificada. En Vietnam, las granjas y aldeas de la provincia de Hue han tenido que trasladarse lejos del mar.

Si bien ninguna comunidad australiana ha pasado por una retirada controlada debido al nivel del mar, la finca Summerlands en Phillip Island fue reubicada para proteger la colonia de pingüinos más famosa de Australia.

5. Acomodar: reconstruir para reducir el riesgo.

Cuando ocurre un desastre, tiene sentido reconstruir para reducir el riesgo futuro. Las autoridades australianas suelen utilizar esta técnica después de las inundaciones de los ríos. Pero no se conocen ejemplos de trabajos similares en nuestras costas. En Estados Unidos, se reconstruyeron zonas de Nueva Orleans para permitir que futuras inundaciones escaparan en lugar de permanecer atrapadas durante semanas, como sucedió después del huracán Katrina.

6. Proteger: construir barreras físicas duras para detener el paso del agua.

Históricamente, la construcción de diques y diques ha sido la primera respuesta a la que recurrieron las autoridades. El problema es que estas barreras son costosas de construir y mantener, especialmente a la escala que serán necesarias.

malecón estrecho de torres
En la isla de Saibai, en el estrecho de Torres, se han construido duras medidas de protección en forma de un malecón de dos kilómetros.
Aarón Bunch

¿Hacia dónde vamos desde aquí?

¿Qué impulsará a las autoridades a empezar a prepararse en serio? El tiempo, por ejemplo. A medida que se acelera el aumento del nivel del mar, las autoridades tendrán que actuar.

Pero actuar tarde es mucho más caro que actuar temprano. Necesitamos evitar la Tragedia del Horizonte, donde la catástrofe parece lo suficientemente lejana en el tiempo como para retrasar la acción.

Lo que nuestros formuladores de políticas necesitan es la licencia social para actuar. La retirada planificada de la ciudad galesa de Fairbourne se volvió controvertida porque cuando los planes del consejo se hicieron públicos, el valor de las viviendas se desplomó.

Poder centrarse en la adaptación costera significa desvincularse del ciclo político para que los políticos reciban apoyo para tomar decisiones difíciles pero necesarias en interés de la próxima generación.

Sería de gran ayuda adoptar un enfoque nacional, ya que no es posible proteger todos los lugares. Tiene sentido centrar nuestros esfuerzos en los lugares donde vive mucha gente o en los hábitats especiales que queremos conservar.

Si seguimos metiendo la cabeza en la arena, nos empaparemos.

Agradecimiento: Alan Stokes de la Asociación de Consejos Costeros de Australia contribuyó a este artículo.

LEER  Una ola de calor en la Antártida dejó totalmente boquiabiertos a los científicos. Se propusieron descifrarlo y aquí están los resultados

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies