Calentamiento Global

La industria del petróleo y el gas ha estado mintiendo sobre el calentamiento global durante décadas; hace tiempo que se debe rendir cuentas

La ciencia es clara: el planeta se está calentando a un ritmo alarmante y necesitamos reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Durante décadas, las acciones efectivas han ido a la zaga de las necesidades del momento. El informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de 2022 sugirió que al menos parte del motivo de esta inacción se debe “a la desinformación sobre la ciencia climática que ha sembrado incertidumbre”.

La magnitud completa de esta desinformación se reveló en mayo de 2024, cuando el Comité de Supervisión y Responsabilidad de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos completó su investigación de tres años sobre cómo las compañías petroleras estadounidenses intentaron evitar la rendición de cuentas por el cambio climático.

El informe, reveladormente titulado Negación, desinformación y doble discurso: los crecientes esfuerzos de las grandes petroleras para evitar la rendición de cuentas por el cambio climático — explora la campaña de engaño y negación llevada a cabo durante décadas por las grandes petroleras y descubre que:

“Los documentos demuestran por primera vez que las empresas de combustibles fósiles internamente no cuestionan que han comprendido, al menos desde la década de 1960, que la quema de combustibles fósiles provoca el cambio climático y [that they] Luego trabajó durante décadas para socavar la comprensión pública de este hecho y negar la ciencia subyacente”.

Incluso con lo que sabemos sobre la magnitud de la desinformación climática, estos hallazgos constituyen una lectura realmente impactante.

El comité concluyó que “la campaña de engaño de las grandes petroleras evolucionó desde la negación explícita de la ciencia básica que subyace al cambio climático hasta el engaño, la desinformación y el doble discurso”, y que la industria de los combustibles fósiles difundió deliberadamente narrativas confusas y engañosas, presionó contra la acción climática y financió estratégicamente bajo -universidades con recursos y al mismo tiempo silenciar las voces de la oposición.

LEER  ¿Emisiones imposibles? Cómo el sector del transporte puede ayudar a hacer realidad el objetivo de cero emisiones netas para 2050

El informe concluyó que, a medida que la ciencia climática se fortaleció, las grandes petroleras cambiaron su estrategia hacia una de apoyo público a la acción mientras que en privado la evitaban como parte de una “elaborada campaña de engaño”.

El primer episodio de un informe documental de tres partes sobre la negación del cambio climático y la siembra sistémica de dudas por parte de la industria mundial del petróleo y el gas producido por PBS Frontline.

Si bien las conclusiones de este informe se centraron en Estados Unidos, es probable que muchas de las mismas conclusiones se apliquen aquí en Canadá. De hecho, el informe del IPCC de 2022 dejó claro que, si bien la desinformación y el debilitamiento deliberado de la ciencia es un fenómeno principalmente en Estados Unidos, existen “patrones similares en Canadá”.

Petróleo y gas en Canadá

La Asociación Canadiense de Productores de Petróleo (CAPP) es el principal organismo de lobby de las industrias canadienses del petróleo y el gas.

Su sitio web reconoce la existencia del cambio climático y afirma audazmente que “la industria está bien posicionada con experiencia tanto en ciencia como en tecnología para reducir las emisiones. El desafío colectivo global es reducir las emisiones de GEI y al mismo tiempo satisfacer la creciente demanda de energía asequible y confiable”.

Mientras tanto, el Congreso Mundial del Petróleo, uno de los principales portavoces de la industria mundial del petróleo y el gas, celebró su 24º evento en Calgary en 2023 sobre el tema Transición energética: el camino hacia el cero neto.

Una visión muy diferente a la de la industria del petróleo y el gas se puede encontrar en un informe de 2021 preparado por Environmental Defense Canada y Oil Change International, que evaluó “los planes climáticos de los productores canadienses de petróleo y gas”.

El informe concluyó que los planes climáticos de ocho productores canadienses de petróleo y gas son, de forma similar a los de sus homólogos estadounidenses, lamentablemente deficientes y en ocasiones abiertamente engañosos.

Las conclusiones clave de su evaluación son que “las compañías canadienses de petróleo y gas han emitido una serie de promesas complejas y engañosas sobre el cambio climático que no deben tomarse al pie de la letra”. Además, “a pesar de todo lo que dicen las empresas canadienses de petróleo y gas sobre el liderazgo climático, sus actuales planes de negocios alimentarían más desastres climáticos e injusticia global”.

Los delegados ingresan al Congreso Mundial del Petróleo en Calgary en septiembre de 2023.
LA PRENSA CANADIENSE/Jeff McIntosh

Todos hablan

Lamentablemente, parece que esta desinformación sigue surtiendo efecto.

En un estudio de 2024 realizado por el grupo Re.Climate, se descubrió que, si bien los canadienses informan de altos niveles de preocupación por el cambio climático, la negación climática sigue siendo persistente. El informe encontró que “muchos canadienses dicen que no creen que podamos cumplir nuestros objetivos energéticos y climáticos, incluso cuando están de acuerdo en que el cambio climático es una amenaza grave que requiere un esfuerzo concertado”.

Además, existen diferencias significativas entre regiones y grupos demográficos. Al igual que Estados Unidos, se encontró que los votantes conservadores estaban mucho menos preocupados por el cambio climático y apoyaban menos la transición para abandonar los combustibles fósiles. En todo Canadá, alrededor del 72 por ciento de los canadienses están preocupados por el cambio climático, y el porcentaje varía entre el 84 por ciento en Quebec y sólo el 45 por ciento en Alberta.



Leer más: Por qué la expansión del Trans Mountain Pipeline es un mal negocio para los canadienses y el mundo


La persistente negación del cambio climático es probablemente el resultado duradero de la desinformación de la industria, las ideologías políticas y energéticas y las acciones de grupos negacionistas del cambio climático, como la engañosamente llamada Sociedad de Amigos de la Ciencia, que niega activamente la existencia del calentamiento global.

La única manera de abordar el cambio climático es abordando frontalmente la desinformación. Hacer que la industria del petróleo y el gas rinda cuentas por décadas de engaños en Estados Unidos y Canadá es un primer paso importante en ese proceso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies