Calentamiento Global

Podría ser necesario eliminar el carbono de la atmósfera para evitar un calentamiento peligroso, pero sigue siendo una perspectiva profundamente incierta.

El último Informe sobre el estado del clima de Australia ofrece una lectura sombría. Como si las inundaciones recientes no fueran lo suficientemente malas, el informe advierte sobre el empeoramiento de las temporadas de incendios, más años de sequía y, cuando llega la lluvia, aguaceros más intensos. Plantea la pregunta: ¿es demasiado tarde para evitar un calentamiento peligroso?

En la cumbre climática COP27 en Egipto, algunos estados comenzaron a cuestionar si el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 ℃ este siglo debería abandonarse. El compromiso finalmente se mantuvo, pero sigue siendo poco probable que lo cumplamos.

Esto significa que la atención se está centrando en otras opciones para la acción climática, incluida la eliminación de carbono a gran escala.

La eliminación de carbono se refiere a las actividades humanas que toman el dióxido de carbono de la atmósfera y lo almacenan (idealmente de forma permanente) en formaciones rocosas, depósitos terrestres o marinos. Las formas más comunes y menos controvertidas de eliminación de carbono son la plantación de árboles, la restauración de manglares y la mejora del carbono del suelo.

Todas las formas de eliminación de carbono, incluidas las medidas naturales y de alta tecnología, se definen como formas de geoingeniería. Todos son cada vez más parte de la discusión sobre el clima global.

Los defensores argumentan que se requiere la eliminación de carbono a gran escala para evitar un calentamiento peligroso. Pero la práctica es tensa. Eliminar con éxito el carbono de la atmósfera a la escala que requiere nuestro planeta es una perspectiva profundamente incierta.



Leer más: Estado del clima: lo que los australianos deben saber sobre un nuevo informe importante


Limitar el calentamiento global a 1,5 ℃ es cada vez más difícil

En 2015, la comunidad internacional fijó el objetivo de limitar el calentamiento muy por debajo de los 2 ℃, y preferiblemente a 1,5 ℃ este siglo, en comparación con los niveles preindustriales. Siete años después, las emisiones globales no van por buen camino para lograr esto.

El Informe sobre el estado del clima publicado esta semana encontró que Australia ya se ha calentado 1,47 ℃. El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) dice que el planeta en general se ha calentado 1,09 ℃.

La energía renovable está creciendo rápidamente, pero también lo está haciendo el uso de petróleo y carbón. El “presupuesto” de emisiones que limitaría el calentamiento a 1,5 ℃ está casi agotado.

El IPCC dijo en un informe de este año que el despliegue a gran escala de la eliminación de dióxido de carbono era «inevitable» si el mundo quiere alcanzar emisiones netas de gases de efecto invernadero cero.

Siguió a un informe del IPCC en 2018 que contenía escenarios en los que el calentamiento podría limitarse a 1,5 ℃. Estos escenarios requerían reducciones significativas de emisiones junto con la eliminación de carbono de entre 100 y 1000 mil millones de toneladas de CO₂ para 2100. Por contexto, las emisiones globales anuales de energía son ahora de aproximadamente 31 mil millones de toneladas de CO₂.



Leer más: Además de los drásticos recortes de emisiones, el IPCC considera que la eliminación de CO₂ del aire a gran escala será «esencial» para cumplir los objetivos


Hoy en día, los planificadores de políticas a menudo asumen que será necesaria la eliminación de carbono a gran escala. Mientras tanto, a los críticos les preocupa que la promesa de la eliminación de carbono retrase otras acciones para mitigar el cambio climático.

De hecho, algunos críticos cuestionan si la remoción a gran escala será alguna vez factible, diciendo que es poco probable que se desarrolle a tiempo o que funcione de manera efectiva.

¿Cómo es la eliminación de carbono?

Introducir siglos de contaminación por carbono en la biosfera no será fácil. Un desafío clave es hacer que el almacenamiento sea permanente.

Considere los árboles. Si bien los bosques almacenan una gran cantidad de carbono, si se queman, el carbono vuelve directamente a la atmósfera. Además, no hay suficiente tierra para que los bosques produzcan emisiones negativas en las escalas que necesitamos para limitar el calentamiento global.

La eliminación de carbono mediante la plantación de nuevos bosques (forestación) también puede generar injusticias sociales. En algunos casos, las comunidades indígenas han perdido el control de las tierras apropiadas para el almacenamiento de carbono.



Leer más: Tierra, cultura, sustento: lo que los pueblos indígenas pueden perder con las ‘soluciones’ climáticas


Como resultado, algunos expertos y grupos de la sociedad civil piden métodos más complejos de eliminación de carbono. Dos ejemplos ampliamente discutidos incluyen «captura y almacenamiento de aire directo» (usar ventiladores para forzar el aire a través de filtros de captura de carbono) y «bioenergía, captura y almacenamiento de carbono» (cultivar bosques, quemarlos para obtener electricidad, capturar y almacenar el carbono).

En cada caso, el objetivo es secuestrar permanentemente el carbono capturado en formaciones geológicas subterráneas. Es probable que esto ofrezca una eliminación de carbono más permanente que las «soluciones naturales», como la plantación de árboles. Sus requisitos de tierra más bajos significan que también deberían ser más fáciles de escalar.

Un hombre con casco dentro de una planta nuclear
La sala de turbinas de la planta nuclear Sizewell del Reino Unido.
Foto AP/Lefteris Pitarakis

Sin embargo, estos métodos de alta tecnología también son más caros y, a menudo, carecen de apoyo público. Considere los planes para la central nuclear de Sizewell en el Reino Unido para impulsar la «captura directa de aire» de dióxido de carbono. Sizewell promete electricidad de carbono negativo, pero es poco probable que las emisiones negativas de energía nuclear sean populares o baratas.

Una nueva empresa australiana tiene planes para la captura directa de CO₂ en el aire con energía solar. Sin embargo, los costos de este proyecto son prohibitivamente altos.

Se necesitará mucho aprendizaje social antes de que la eliminación de carbono a gran escala de cualquier tipo pueda convertirse en algo. Por ahora, necesitamos revisar democráticamente qué métodos de eliminación de carbono, si es que hay alguno, son realmente una buena idea.

Los créditos de eliminación de carbono podrían ser poco fiables

A medida que los gobiernos comienzan a comprender las dificultades en la descarbonización de sectores como la agricultura y la aviación, han comenzado a buscar tecnologías de eliminación de carbono para cumplir con sus promesas de emisiones netas cero.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, las leyes CHIPS y de reducción de la inflación de la administración Biden prometen nuevos programas masivos de eliminación de carbono.

En la COP27, los negociadores consideraron cómo deberían definirse las remociones de carbono a nivel internacional. Lo que está en juego es qué proyectos de eliminación de carbono podrán generar compensaciones «negociables».

La mayoría de las decisiones en la COP27 terminaron retrasándose o remitiéndose a grupos de trabajo. Sin embargo, a los observadores de la sociedad civil les preocupaba que los créditos de remoción de carbono dudosos pudieran socavar la integridad del Acuerdo de París.

Cuando se otorgan créditos a proyectos que en realidad no capturan carbono o lo hacen solo temporalmente, los esquemas de reducción de carbono pierden toda credibilidad.

Cómo evitar problemas de integridad

Evaluar los impactos materiales y sociales de la eliminación de carbono, ya sea a través de una «solución natural» o una nueva tecnología, primero requerirá un despliegue a pequeña escala.

Para evitar problemas de integridad, el mundo necesitará regulaciones estrictas sobre cómo se lleva a cabo la eliminación de carbono. Esto incluye:

  • estándares acordados para medir la eliminación de carbono de manera que descarten la eliminación de carbono dudosa o temporal

  • tecnologías de eliminación de carbono más avanzadas que reducen el costo y reducen los requisitos de tierra y energía

  • formas más sofisticadas de alinear la eliminación de carbono con la justicia social para que la soberanía y los derechos humanos tengan prioridad sobre los mercados de carbono

  • un sistema de incentivos para fomentar la eliminación de carbono. Los estados, las empresas y otros actores deben ser recompensados ​​por su trabajo de restauración del clima, pero estos esfuerzos deben ser adicionales a la reducción real de emisiones.

Por supuesto, lo mejor que se puede hacer es dejar de emitir carbono. Sin embargo, preservar un clima seguro probablemente requerirá que vayamos más allá. Es hora de iniciar una discusión democrática sobre la eliminación de carbono.



Leer más: No hay suficientes árboles en el mundo para compensar las emisiones de carbono de la sociedad, y nunca los habrá


LEER  Cómo el crecimiento de la población y el cambio climático están conectados a medida que el 'motor del Antropoceno' transforma el planeta

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies