Subida Del Nivel Del Mar

Un estudio antártico demuestra que el glaciar ha experimentado un retroceso irreversible, lo que destaca el potencial de una pérdida generalizada de hielo

El glaciar Pine Island es una de las salidas de hielo que fluye más rápido desde la capa de hielo de la Antártida occidental y drena un área de tres cuartas partes del tamaño del Reino Unido. En las últimas décadas, el glaciar ha estado retrocediendo rápidamente y perdiendo hielo, contribuyendo más al aumento global del nivel del mar que cualquier otro glaciar antártico.

La velocidad del retroceso del glaciar y el ritmo con el que se ha ido perdiendo hielo han generado preocupaciones sobre la estabilidad de la región. Los resultados del modelo muestran que esta región de la Antártida occidental podría colapsar en el futuro. Si lo hace, entonces podría elevar el nivel medio global del mar en varios metros.

En el pasado ha habido períodos de rápido aumento global del nivel del mar (de 1 a 2 cm por año). Probablemente esto sucedió porque los glaciares estaban perdiendo masa a un ritmo acelerado. Uno de los mecanismos clave responsables de esto se conoce como “inestabilidad de la capa de hielo marina”.

Cuando los glaciares, como los de la Antártida occidental, experimentan un pequeño retroceso debido a algún cambio en el clima, pueden continuar retrocediendo incluso si el cambio se revierte. Básicamente, el glaciar es empujado más allá de un punto de inflexión, por lo que experimenta una rápida pérdida de masa hasta que alcanza un nuevo estado.

Este tipo de retroceso es irreversible porque el cambio climático necesario para que el glaciar recupere su posición original es mucho mayor que el que inicialmente provocó su retroceso. Este mecanismo de inestabilidad se comprende bien en teoría y los modelos muestran que podría ocurrir en el oeste de la Antártida en el futuro. Pero hasta ahora no ha habido pruebas de que esto hubiera sucedido en el pasado.

LEER  La capital de Indonesia, Yakarta, se está hundiendo.Esta es la forma de detener esto

En un nuevo estudio, descubrimos que el glaciar Pine Island experimentó una pérdida y un retroceso de masa irreversibles a partir de la década de 1940. Nuestro modelo sugiere que un aumento temporal en el derretimiento bajo su plataforma de hielo flotante fue suficiente para empujar al glaciar más allá de un punto de inflexión.

Esta fase de retirada acelerada había terminado en los años noventa. Pero, en un estudio separado en el que utilizamos el mismo modelo, descubrimos que el glaciar cruzará futuros puntos de inflexión a menos que el calentamiento global se mantenga dentro de límites seguros.

Si colapsa, la capa de hielo de la Antártida occidental podría elevar el nivel medio global del mar en varios metros.
Hilmar Gudmundsson

¿Qué pasó?

Antes de la década de 1940, el glaciar Pine Island se extendía más que hoy. Su línea de conexión a tierra (el punto en el que el hielo glacial comienza a flotar en el océano en lugar de estar en contacto con el suelo) estaba situada 40 kilómetros río abajo, en una cresta poco profunda en el fondo del mar. Esta cresta proporcionó una posición estable para el glaciar, manteniéndolo en su lugar, posiblemente durante al menos 5.000 a 10.000 años.

Observaciones recientes muestran que las condiciones del océano debajo de la plataforma de hielo flotante cambian de año en año. De vez en cuando, aguas más cálidas entran en contacto con la parte inferior flotante del hielo, provocando un gran derretimiento desde abajo. En la década de 1940, una anomalía climática en la Antártida occidental, que se ha relacionado con un gran episodio de El Niño, posiblemente desencadenó un cambio temporal en las condiciones del océano.

Descubrimos que un aumento en el derretimiento debido al cambio en las condiciones del océano debajo de la plataforma de hielo habría llevado al adelgazamiento del hielo anclado río arriba. Esto provocó que se abriera una brecha entre el glaciar enterrado y el lecho marino, permitiendo que aguas oceánicas más cálidas fluyeran más allá de la cresta. Estos resultados están respaldados por evidencia recuperada de los sedimentos bajo la plataforma de hielo actual.

Una vez que las aguas más cálidas circulan debajo del hielo recién expuesto, se desencadena un mayor derretimiento y adelgazamiento, a un ritmo aún más rápido. Nuestro modelo muestra que esto provocó un rápido retroceso y aceleró el flujo de hielo durante las siguientes dos o tres décadas, culminando con el desprendimiento de la plataforma de hielo de la cresta entre finales de los años setenta y principios de los ochenta. El patrón y la escala de tiempo de retroceso mostrados en nuestro modelo son consistentes con las observaciones de cambios en el glaciar.

Una imagen satelital del glaciar Pine Island generando nuevos icebergs.
El glaciar Pine Island generó nuevos icebergs en febrero de 2020.
LWM/NASA/LANDSAT / Alamy Foto de stock

Cambio irreversible

Después de que la plataforma de hielo se desprendió de la cresta, hubo una desaceleración en el flujo de hielo y un retroceso más gradual. Este retroceso sólo se detuvo cuando la línea de puesta a tierra alcanzó una sección poco profunda del lecho de roca a principios de la década de 1990.

Nuestro análisis muestra que la fase de rápido retroceso entre los años 1940 y 1970 fue irreversible. Si las condiciones del océano se enfriaron y hubo un menor derretimiento debajo de la plataforma durante ese período, entonces esto no habría podido detener la pérdida de masa en curso.

Estos resultados nos muestran que si hay un aumento significativo en el derretimiento en la base de la plataforma de hielo flotante de un glaciar, puede retroceder más allá de un punto de inflexión. Esto significa que incluso si las condiciones se enfrían, la pérdida de masa de hielo puede ser irreversible.

Las implicaciones futuras de esto son claras. Lo que ocurrió antes podría volver a suceder. Si cruzamos futuros puntos de inflexión en la capa de hielo, simplemente volver a las condiciones climáticas anteriores podría no ser suficiente para reparar el daño.


Imagine el boletín semanal sobre el clima

¿No tienes tiempo para leer sobre el cambio climático tanto como te gustaría?

En su lugar, reciba un resumen semanal en su bandeja de entrada. Todos los miércoles, el editor medioambiental de The Conversation escribe Imagine, un breve correo electrónico que profundiza un poco más en un solo tema climático. Únase a los más de 20.000 lectores que se han suscrito hasta ahora.


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies