ENERGÍA RENOVABLE

Por qué 2024 es un punto de inflexión para la crisis climática

En 2024, las tendencias climáticas globales son motivo de profunda alarma y cauteloso optimismo. El año pasado fue el más caluroso registrado por un amplio margen y este año probablemente será aún más caluroso. La temperatura media mundial anual puede, por primera vez, superar los 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, un umbral crucial para estabilizar el clima de la Tierra.

Sin una acción inmediata, corremos un grave riesgo de cruzar puntos de inflexión irreversibles en el sistema climático de la Tierra. Sin embargo, hay motivos para la esperanza.

Las emisiones globales de gases de efecto invernadero pueden alcanzar su punto máximo este año y comenzar a caer. Este sería un punto de inflexión histórico, que presagiaría el fin de la era de los combustibles fósiles a medida que el carbón, el petróleo y el gas son cada vez más desplazados por tecnologías de energía limpia.

Pero debemos hacer algo más que quitar el pie del acelerador: debemos pisar el freno. Para evitar lo peor de la crisis climática, las emisiones globales deben reducirse aproximadamente a la mitad para 2030. La tarea es monumental pero posible, y no podría ser más urgente. El juego no ha terminado: el juego ha comenzado.

Las emisiones globales pueden alcanzar su punto máximo este año, a medida que los combustibles fósiles sean desplazados por tecnologías de energía limpia.
Álvaro Barrientos/AP

Nuestro planeta en peligro

El año pasado, la Tierra estuvo más caliente desde que comenzaron los registros. La aparición de las condiciones de El Niño en el Océano Pacífico ayudó a elevar las temperaturas globales a nuevos máximos. El Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea encontró que el año 2023 fue 1,48°C más cálido que el promedio preindustrial.

Las temperaturas globales más cálidas en 2023 provocaron eventos extremos y desastres en todo el mundo. Incluyeron olas de calor mortales en el verano del hemisferio norte, incendios forestales devastadores en Canadá y Hawaii, y lluvias sin precedentes en muchos lugares, incluidos Corea, Sudáfrica y China.

El año pasado también fue el más cálido jamás registrado en los océanos del mundo. Más del 90% del calor generado por el calentamiento global se almacena en los océanos del mundo. Las temperaturas de los océanos son un claro indicador del calentamiento de nuestro planeta, y revelan un aumento año tras año y una aceleración en el ritmo de calentamiento.

El calentamiento de los océanos significó que durante parte de 2023, la extensión de hielo marino en las regiones polares de la Tierra fuera la más baja jamás registrada. Durante el invierno del hemisferio sur, el hielo marino en la Antártida estuvo más de un millón de kilómetros cuadrados por debajo del mínimo récord anterior: un área de hielo más de 15 veces el tamaño de Tasmania.

Este año puede ser aún más caluroso. Existe una probabilidad razonable de que 2024 termine con una temperatura global promedio de más de 1,5°C por encima de los niveles preindustriales. Los gobiernos han acordado, a través del Acuerdo de París, trabajar juntos para limitar el calentamiento global a 1,5°C, porque un calentamiento más allá de este umbral plantea enormes peligros para la humanidad.

El acuerdo se refiere a tendencias de temperatura a largo plazo, no a un solo año. Por lo tanto, superar los 1,5°C en 2024 no significaría que el mundo no haya cumplido el objetivo de París. Sin embargo, según las tendencias a largo plazo, estamos en camino de cruzar el límite de 1,5°C a principios de la década de 2030.

A medida que el planeta se calienta, ahora corremos un grave riesgo de cruzar “puntos de inflexión” irreversibles en el sistema climático de la Tierra, incluida la pérdida de las capas de hielo polares y el consiguiente aumento del nivel del mar, y el colapso de las principales corrientes oceánicas. Estos puntos de inflexión representan umbrales que, cuando se cruzan, desencadenarán cambios abruptos y que se perpetúan a sí mismos en el clima y los océanos del mundo. Son amenazas de una magnitud nunca antes enfrentada por la humanidad: puertas de un solo sentido que no queremos atravesar.



Leer más: Es hora de reducir el dióxido de carbono, pero cerrar las iniciativas para jugar a ser Dios con el clima.


Imagen de satélite que muestra el derretimiento del hielo en la Antártida.
Imagen de satélite que muestra el derretimiento de la capa de hielo en la Isla Águila de la Antártida en febrero de 2020. El calentamiento de los océanos está reduciendo la extensión del hielo marino en las regiones polares.
OBSERVATORIO DE LA TIERRA DE LA NASA vía EPA

La era de los combustibles fósiles terminará

En 2024 también hay muchos motivos para la esperanza.

En las conversaciones sobre el clima de la COP28 de las Naciones Unidas en diciembre de 2023, los gobiernos de casi 200 países acordaron acelerar la transición para abandonar los combustibles fósiles en esta década crucial. La quema de combustibles fósiles es la causa principal de la crisis climática.

Disponemos de la tecnología necesaria para sustituir los combustibles fósiles en toda nuestra economía: en la generación de electricidad, el transporte, la calefacción, la cocina y los procesos industriales. De hecho, la creciente demanda del mercado de tecnologías de energía limpia (eólica, solar, baterías y automóviles eléctricos) está desplazando a escala mundial a tecnologías contaminantes, como la energía alimentada con carbón y los vehículos con motor de combustión.

El mundo añadió 510 mil millones de vatios de capacidad de energía renovable en 2023, un 50% más que en 2022 y equivalente a toda la capacidad energética de Alemania, Francia y España juntas. Se espera que en los próximos cinco años se produzca un crecimiento aún más rápido de las energías renovables.

Las ventas de vehículos eléctricos también están en auge: crecerán un 31% en 2023 y representarán alrededor del 18% de todos los vehículos nuevos vendidos en todo el mundo. En Australia, las ventas de vehículos eléctricos se duplicaron el año pasado y se espera que sigan creciendo con fuerza.



Leer más: El acuerdo de la COP28 confirma lo que Australia ya sabe: el carbón está pasado de moda y fuera de tiempo


Los delegados de la COP28 se reúnen en el escenario
En la COP28, los gobiernos acordaron acelerar la transición para abandonar los combustibles fósiles en esta década.
Peter Dejong/AP

Hacia un pico en las emisiones globales

El cambio acelerado hacia tecnologías de energía limpia significa que las emisiones globales de gases de efecto invernadero pueden caer en 2024. Un análisis reciente de la Agencia Internacional de Energía (AIE), basado en las políticas declaradas de los gobiernos, sugiere que las emisiones pueden, de hecho, haber alcanzado su punto máximo el año pasado. El hallazgo está respaldado por un análisis de Climate Analytics, que encontró un 70% de posibilidades de que las emisiones disminuyan a partir de 2024 si continúa el crecimiento actual de las tecnologías limpias.

Un número creciente de economías importantes han superado sus picos de emisiones, incluidos Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Japón.

China es actualmente el mayor emisor del mundo y contribuyó con el 31% del total mundial el año pasado. Pero el crecimiento explosivo de las inversiones en energía limpia significa que las emisiones de China no sólo caerán en 2024, sino que entrarán en un declive estructural.

Es más, China está atravesando actualmente un auge en la fabricación de energía limpia y una expansión histórica de las energías renovables, especialmente la solar. Se espera un crecimiento igualmente explosivo para las baterías y los vehículos eléctricos.

Un pico en las emisiones globales es motivo de optimismo, pero no será suficiente. Las emisiones de gases de efecto invernadero seguirán acumulándose en la atmósfera y provocarán un calentamiento catastrófico, hasta que las acerquemos lo más posible a cero.

El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático advierte que las emisiones globales deben reducirse aproximadamente a la mitad para 2030 para mantener el objetivo de 1,5°C dentro de su alcance. La tarea es monumental, pero posible.

Gráfico que muestra cómo los cambios en las políticas climáticas y el uso de energía limpia están acercando al mundo a un pico de emisiones
Los cambios en las políticas climáticas y el uso de energía limpia están acercando al mundo a un pico de emisiones, pero los gobiernos deben hacer más.
Climate Council, adaptado del análisis de Carbon Brief y basado en datos de la AIE.

Próximos pasos para Australia

Australia está dando grandes pasos en el despliegue de energías renovables. Pero los gobiernos estatales y federales están socavando este progreso al aprobar nuevos proyectos de combustibles fósiles.

Cada nuevo desarrollo de carbón, petróleo o gas nos pone a todos en peligro. Australia debe reformar urgentemente su ley ambiental nacional –la Ley de Protección Ambiental y Conservación de la Biodiversidad– para poner fin a nuevos desarrollos de combustibles fósiles.

De manera similar, los avances de Australia en energía renovable se han visto compensados ​​por el aumento de las emisiones en otros sectores, en particular el transporte. Es hora de implementar estándares de eficiencia de combustible prometidos desde hace mucho tiempo y reducir estas emisiones.

Más allá de estos próximos pasos prácticos inmediatos, Australia tiene mucho trabajo por delante para pasar de las exportaciones de combustibles fósiles a alternativas limpias.

La oportunidad para que Australia desempeñe un papel positivo importante en el camino hacia la descarbonización del mundo es innegable, pero esa ventana de oportunidad se está reduciendo rápidamente.

LEER  La COP27 debe resolver cómo reducir el carbono y seguir desarrollando las economías africanas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies