SOSTENIBILIDAD

Cómo hacer tu vida más verde en 2024

La gente de todo el mundo tradicionalmente aprovecha el año nuevo para emprender un cambio de estilo de vida.

El Voto Popular por el Clima, una encuesta de la ONU sobre la opinión pública sobre el cambio climático, destaca que los ciudadanos de todo el mundo reconocen el cambio climático como una emergencia global y coinciden en que debemos hacer todo lo necesario para responder.

Las personas están adoptando gradualmente estilos de vida más sostenibles, pero a muchas les resulta difícil cambiar hábitos y, a menudo, no saben por dónde empezar su viaje hacia la sostenibilidad.



Leer más: Ecoansiedad: el cambio climático afecta nuestra salud mental: así es como afrontarlo


Entonces, si está buscando hacer su vida más ecológica en 2024, aquí hay algunos cambios manejables y asequibles que puede realizar.

1. Comer

Cada año tiramos a la basura mil millones de toneladas de alimentos. Los residuos de alimentos a menudo generan metano, un gas de efecto invernadero que es más potente que el dióxido de carbono.

Pero hay cambios sencillos que puedes hacer para comer de forma más sostenible (y, a menudo, también con menos gasto). Estas incluyen comer localmente y estacionalmente, o comer menos carne y más plantas, especialmente frijoles y verduras. Los frijoles no requieren fertilizantes nitrogenados (que, en parte, se producen a partir de gas natural) gracias a su capacidad para convertir el nitrógeno del aire en nutrientes.

Dejar de consumir carne un día a la semana sería un buen comienzo. Comer “simulados de carnes” procesadas puede ser un paso hacia un estilo de vida más basado en plantas, aunque son relativamente caros.

Planificar sus comidas con anticipación y asegurarse de comer las sobras le ayudará a reducir el desperdicio innecesario. Y utilice un microondas para cocinar siempre que sea posible, ya que es más eficiente energéticamente que cocinar sobre una estufa.

No es necesario que los hagas todos; elige los que mejor funcionen para ti.

2. Viajar

Todos necesitamos viajar, ya sea para ir al trabajo, a la escuela, a la universidad o a la tienda. Los viajes sostenibles son un acto de equilibrio.

Elegir viajes activos (caminar, andar en bicicleta y en ruedas) es la opción más ecológica, ya que nos mantiene a nosotros y a nuestros hijos más en forma y más sanos, sin producir emisiones de carbono. Intente reemplazar uno o dos viajes en automóvil por semana con opciones de viaje activas, si puede.

En las zonas urbanas, donde se recorren distancias más cortas, el transporte activo suele ser más rápido y económico que viajar en coche. También reduce la congestión, que es una causa importante de la contaminación del aire urbano.

Para viajes más largos, viajar en tren o autobús es más respetuoso con el medio ambiente que en coche y avión. Pero a menudo hay que planificar con antelación para conseguir los billetes más baratos.

El transporte activo suele ser una forma más rápida y económica de viajar por una ciudad.
Imagen de suelo/Shutterstock

3. Uso de energía

La energía que utilizamos en casa es cada vez más cara y contribuye significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero. Hacer pequeños cambios en nuestro uso diario de energía puede marcar una gran diferencia, tanto en nuestras facturas como en las emisiones de los hogares.

La mayoría de estos cambios son fáciles y convenientes. Apague las luces al salir de una habitación. Cocine los alimentos con la tapa de la cacerola puesta. Baje el termostato de su hogar 1°C. Lave la ropa y la vajilla a temperaturas más frías. Tomar duchas más cortas. Desenchufe dispositivos como microondas cuando no estén en uso y cargadores cuando los dispositivos estén completamente cargados. Y reemplace las bombillas halógenas rotas por versiones LED más eficientes.

Usar los datos registrados por un medidor inteligente (si tiene uno) para monitorear su uso de energía puede ayudarlo a realizar estos cambios.

4. Ropa

A la gente le encanta comprar ropa nueva. Pero la “moda rápida” tiene un costo ambiental y social sorprendentemente alto. La industria de la moda genera más de 92 millones de toneladas de residuos cada año, la mayoría de los cuales se incineran, se envían a vertederos o se exportan a países en desarrollo.

Hay muchas maneras de estar a la moda y al mismo tiempo ser sostenible. Comience por organizar su guardarropa para saber lo que tiene antes de comenzar a comprar y para que todo lo que compre “funcione” con lo que tiene actualmente.

No deseche los artículos dañados: hay muchos videos en YouTube que lo ayudarán a reparar ropa y accesorios. Incluso puedes hacer que tu ropa sea más personal usando métodos de reparación como la costura Sashiko, haciendo que la reparación sea una característica visible de tu ropa.

Comprar artículos de segunda mano le permitirá ahorrar dinero y los beneficios sociales y medioambientales del comercio minorista benéfico son ampliamente reconocidos. También puedes intercambiar la ropa que ya no quieras con amigos y familiares o en tiendas de intercambio.

Alternativamente, puedes comprar menos ropa, pero de mayor calidad. Estos artículos suelen ser más duraderos y duran más.

Mujeres jóvenes intercambiando ropa entre sí.
Intercambia la ropa que ya no quieras con amigos o familiares.
Fotoksa/Shutterstock

5. Gestión de residuos

Generamos más de 2 mil millones de toneladas métricas de residuos sólidos urbanos cada año en todo el mundo. Se espera que esta cifra aumente un 70% para 2050. Hay muchos pequeños cambios que podemos hacer para reducir la cantidad que tiramos a la basura.

Escribir una lista de compras puede reducir las compras excesivas y las compras impulsivas. Lleve consigo bolsas reutilizables cuando vaya de compras. Y compre embalajes gratis. Hay muchos lugares para comprar alimentos sin exceso de embalaje, como tiendas sin desperdicio, donde se anima a los clientes a utilizar contenedores que tienen en casa para llenarlos y rellenarlos con alimentos integrales a granel.

Asegúrate de saber qué puedes reciclar localmente y sigue los consejos proporcionados. Reducir los residuos ahorra recursos valiosos, además de reducir la contaminación y el gasto semanal.

Al realizar pequeños cambios en nuestros estilos de vida, podemos avanzar colectivamente hacia un futuro más sostenible.


Imagine el boletín semanal sobre el clima

¿No tienes tiempo para leer sobre el cambio climático tanto como te gustaría?

En su lugar, reciba un resumen semanal en su bandeja de entrada. Todos los miércoles, el editor medioambiental de The Conversation escribe Imagine, un breve correo electrónico que profundiza un poco más en un solo tema climático. Únase a los más de 30.000 lectores que se han suscrito hasta ahora.


LEER  Para Macron, los cazadores "protegen la biodiversidad" cuando en realidad...

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies