SOSTENIBILIDAD

En el centro de Venecia, finalmente se prohibirán los cruceros

CORONAVIRUS – No durará mucho. Los transatlánticos, acusados ​​de poner en peligro el centro histórico de Venecia, clasificado como patrimonio de la UNESCO, serán prohibidos a partir del 1 de agosto tras haber sido autorizados allí a principios de junio.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, elogió «un paso importante para la preservación de la laguna veneciana», que durante décadas ha estado sujeta al continuo ballet de monstruos marinos que atraen a millones de visitantes a la Ciudad Ducal.

Defensores del medio ambiente y del patrimonio cultural acusan a las grandes olas generadas por estos barcos, de varios cientos de metros de largo y varios pisos de altura, de erosionar los cimientos de la Serenissima y amenazar el frágil ecosistema de su laguna. El debate se reavivó el mes pasado con el regreso de los cruceros después de meses de pandemia que habían brindado a los venecianos aire limpio y tranquilo, al tiempo que los privaba de ingresos significativos.

Lista de evitar el patrimonio en peligro

Los buques de más de 25.000 toneladas brutas, más de 180 metros de eslora, 35 metros de calado en el aire o cuyas emisiones contengan más del 0,1% de azufre ya no podrán ingresar a la cuenca de San Marco, el Canal de San Marco y el Canal de Giudecca.

Deberán amarrar en el puerto industrial de Marghera, donde se realizarán mejoras, mientras que los cruceros más pequeños (alrededor de 200 pasajeros) podrán seguir atracando en el corazón de la ciudad, especifica una nota de prensa del gobierno.

Italia, subrayó el Ministro de Cultura y Patrimonio, Dario Franceschini, quería de esta manera “evitar el riesgo concreto de que la ciudad sea incluida en la lista de patrimonio en peligro”.

“Un deshonor”

El tiempo se agotaba porque los órganos asesores de la UNESCO propusieron esta inscripción a fines de junio y el Comité del Patrimonio Mundial debe decidir en su reunión en China del 16 al 31 de julio.

La inscripción en la Lista del Patrimonio en Peligro puede permitir que el comité conceda asistencia rápida al sitio en cuestión en el marco del Fondo del Patrimonio Mundial.

Pero también sirve para “alertar a la comunidad internacional con la esperanza de que se movilice para salvar los sitios en cuestión” y también puede percibirse “como una deshonra”, escribe la Unesco en su sitio.

Sobre todo, si no se hace nada a largo plazo, el sitio puede ser eliminado de la Lista del Patrimonio Mundial, en la que Venecia figura desde 1987.

Empresas perjudicadas

El debate sobre la presencia de los gigantes de los mares no se limita a Venecia y siempre ha tenido una dimensión internacional, debido a la notoriedad de este destino turístico, uno de los más populares del mundo.

A principios de junio, una plétora de artistas internacionales, desde Mick Jagger a Wes Anderson pasando por Francis Ford Coppola y Tilda Swinton, enviaron una carta abierta al presidente italiano Sergio Mattarella, al primer ministro Mario Draghi y al alcalde de Venecia pidiendo, entre otros, un «freno definitivo ” a la circulación de cruceros.

El decreto adoptado este martes 13 de julio por el Consejo de Ministros “es un buen compromiso”, reaccionó el presidente de la asociación de empresas turísticas del Véneto, Confturismo Veneto. “La solución de Marghera mantendrá la vocación portuaria de Venecia, salvando empleo y actividad por un lado, y liberando el canal de la Giudecca por otro”.

Porque los cruceros generan unos ingresos considerables para los comerciantes y el puerto de Venecia: 400 millones de euros al año y 5.000 puestos de trabajo. Pero nada menos que 90.000 personas dependen directa o indirectamente de la infraestructura portuaria de la ciudad.

El gobierno se ha comprometido a compensar el lucro cesante del sector, en particular del gestor de la terminal, sus subcontratistas, empresas de logística, etc. También habrá que habilitar el puerto de Marghera para recibir cruceros y se liberarán 150 millones de euros para este fin.

Ver también en The HuffPost: Crucero en llamas en el puerto de Corfú

LEER  Cómo un índice de sostenibilidad puede mantener a Exxon pero dejar caer a Tesla, y 3 formas de corregir las calificaciones ESG para cumplir con las expectativas de los inversores

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies