SOSTENIBILIDAD

La eliminación sostenible de cadáveres llega a Escocia: aquí están los beneficios

La hidrólisis alcalina, un método sostenible de deshacerse del cuerpo después de la muerte, que ya es una opción popular en los EE. UU., y famosamente elegida por el arzobispo Desmond Tutu, quien murió en 2021, será regulada en Escocia.

La hidrólisis alcalina reduce el cuerpo a sus componentes básicos. Usando una solución calentada a base de agua alcalina (piense en un jabón suave diluido), el proceso reduce el cuerpo a huesos. Al igual que con la cremación, los huesos se trituran y se devuelven a sus familiares en una urna.

Después del proceso también queda un líquido residual rico en nutrientes. Por lo general, esto se libera en el sistema de tratamiento de aguas residuales, pero a veces se usa como fertilizante en jardines personales y terrenos de conservación.

También conocida como resomación, cremación en agua o acuamación, la hidrólisis alcalina tiene algunas similitudes económicas y prácticas con la cremación: principalmente, el costo es comparable y los familiares reciben una urna que contiene «cenizas» después del proceso.

Además, optar por la hidrólisis alcalina no implica cambiar el servicio funerario deseado, o la falta de servicio, del difunto. Y el proceso tarda un tiempo similar en completarse como el de la cremación.

Tras una consulta pública en 2023, el gobierno escocés anunció planes para introducir regulaciones que permitirían el uso de hidrólisis alcalina.

La consulta encontró que el 84% de los encuestados apoyaba la introducción de la hidrólisis alcalina como alternativa al entierro y la cremación en Escocia. Como resultado, Escocia podría ser la primera nación del Reino Unido en hacerlo.

Mi análisis de esta consulta mostró que el apoyo escocés a la hidrólisis alcalina se basa en cuatro aspectos clave: consideraciones ambientales, ampliación de opciones, alineación con valores personales y costo.

Mi investigación corrobora en gran medida estas respuestas y encontró que la hidrólisis alcalina ha sido elegida en los EE. UU. por cuatro razones clave, obteniendo en gran medida el apoyo de aquellos que de otro modo elegirían la cremación. Estas cuatro motivaciones tienen sus raíces en la percepción de la hidrólisis alcalina como una opción ambiental, suave, natural y a base de agua.

En la consulta escocesa, los beneficios medioambientales de la hidrólisis alcalina tienen el mayor peso. Esto no es sorprendente y dado que el 80% de los británicos ya eligen la cremación, mi investigación sugiere que es más probable que se adopte la hidrólisis alcalina como una alternativa ambiental y económica a la cremación.

Mi propio doctorado y varios otros estudios académicos muestran que la hidrólisis alcalina es significativamente mejor para el medio ambiente que el entierro y la cremación convencionales. Evita la liberación de emisiones nocivas al aire producidas por la cremación (como óxidos de nitrógeno y mercurio). También ofrece una solución al problema de la disminución del espacio terrestre para futuros entierros.

La mayoría de los encuestados apoyaron la provisión de hidrólisis alcalina para las muertes especialmente sensibles de niños menores de cuatro años y bebés nacidos muertos. Si bien la consulta señala que “no es probable que se obtengan cenizas” en estas circunstancias, no reconoce que es mucho más probable que la hidrólisis alcalina devuelva los restos a sus familiares que la cremación.

Con la cremación, los padres en duelo deben prepararse para la posibilidad de que, lamentablemente, no se les devuelvan restos (debido a lo intenso del proceso de cremación). En estas circunstancias, la hidrólisis alcalina podría transformar la experiencia de los padres en duelo. Recientemente me contaron sobre un caso notable de una pequeña urna de 100 ml que contenía los restos reducidos de un bebé de 11 semanas que fue devuelta a sus padres.

Una primicia en el Reino Unido

La hidrólisis alcalina se ofreció por primera vez como opción funeraria justo después del cambio de siglo XXI y está disponible en un número cada vez mayor de países. Se ofreció comercialmente por primera vez en EE. UU. en 2011 y el proceso ahora es legal en más de la mitad de los 50 estados de América.

En Estados Unidos, donde a veces se ofrece la opción de utilizar los residuos acuosos de la hidrólisis alcalina como fertilizante, los parientes han encontrado un verdadero consuelo al poder “usar” a sus muertos para nutrir el suelo y la vida vegetal. Muchos de los que respondieron a la consulta también acogieron con satisfacción esta oportunidad.

En los últimos años, la conciencia popular sobre la hidrólisis alcalina, los esfuerzos de legalización y la instalación de instalaciones de hidrólisis alcalina ha aumentado rápidamente en EE. UU., Canadá, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda y Europa.

El estado de la tecnología es dinámico: el número de estados de EE. UU. que legalizan el proceso y los países europeos que expresan interés en la tecnología van en aumento.

Incluso en Malta, un país que legalizó la cremación recién en 2019 pero que aún no ha puesto a disposición esta opción, se espera que la hidrólisis alcalina se introduzca al mismo tiempo que la cremación.

Dada la respuesta abrumadoramente positiva a la consulta, la regulación de la hidrólisis alcalina por parte del gobierno escocés podría suponer un verdadero cambio de juego. Si bien el plazo para que el gobierno implemente las regulaciones es indeterminado, este es un paso importante en la dirección correcta.

Por primera vez en más de un siglo, una alternativa al entierro y la cremación podría permitir a los escoceses alinear sus valores de vida con sus elecciones funerarias y su estilo de muerte de maneras nuevas y significativas.


¿No tienes tiempo para leer sobre el cambio climático tanto como te gustaría?

En su lugar, reciba un resumen semanal en su bandeja de entrada. Todos los miércoles, el editor medioambiental de The Conversation escribe Imagine, un breve correo electrónico que profundiza un poco más en un solo tema climático. Únase a los más de 30.000 lectores que se han suscrito hasta ahora.


LEER  Macron espera anunciar nuevo reactor nuclear en Belfort

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies