SOSTENIBILIDAD

Kenia y Sudáfrica ofrecen información sobre los desafíos y las alternativas de la economía digital

El Banco Mundial advierte sobre el peligro real de una recesión económica masiva en todo el mundo. En un análisis reciente, advirtió que muchos países, incluidos los del África subsahariana, enfrentarán desafíos económicos debido al aumento de los precios de los alimentos y el combustible.

Al mismo tiempo, sin embargo, existe un optimismo inquebrantable en torno al potencial de crecimiento de las economías africanas en su conjunto y específicamente de la economía digital. El rápido aumento de centros tecnológicos y nuevas empresas en áreas urbanas del África subsahariana en los últimos años parece respaldar eso.

Muchos observadores, por lo tanto, han identificado la economía digital como un importante impulsor del crecimiento a largo plazo en África a pesar de los desafíos globales actuales.

La realidad es que las experiencias de promoción de la economía digital en el África subsahariana han sido mixtas. Tras grandes esperanzas en la promesa de “conectividad digital” a principios de la década de 2000, muchos académicos han observado que la capacidad de las empresas africanas para convertir la conectividad en un éxito en los mercados globales ha sido limitada.

El futuro de la escena tecnológica de África es igualmente incierto. A pesar del gran potencial, la escena de las nuevas empresas tecnológicas no cuenta con fondos suficientes y varios centros tecnológicos han tenido que cerrar debido a la bancarrota.

¿Cómo podemos explicar esta brecha entre la promesa y la realidad con las inversiones en economía digital en el África subsahariana? ¿Y cómo pueden las inversiones conducir a un crecimiento más sostenible?

En mi estudio reciente, analicé el caso histórico de los servicios comerciales globales en Kenia y Sudáfrica para examinar por qué los gobiernos y las empresas toman ciertas decisiones de inversión a lo largo del tiempo y cómo pueden aprender a estar más en sintonía con el contexto del África subsahariana.

El principal hallazgo es que las plantillas globales de éxito, como el cumplimiento de estándares globales y el desarrollo de modelos comerciales escalables, a menudo se interponen en el camino para aprovechar todo el potencial de las habilidades y oportunidades comerciales específicas a nivel local. Como muestro a continuación, esto tiene implicaciones fundamentales para la escena de inicio digital de hoy en África subsahariana.

esperanzas defectuosas

La promesa de la economía digital siempre ha sido un arma de doble filo. Muchas firmas consultoras globales y organizaciones internacionales vieron inicialmente la «conectividad digital» como un motor clave para el crecimiento futuro de las economías africanas. Incluso hoy en día existe una fuerte creencia de que solo necesita tener la infraestructura adecuada para que la economía digital crezca y cree empleos.

Este optimismo llevó al gobierno de Kenia en 2007 a definir la subcontratación de procesos comerciales como un pilar central en su Visión 2030. La suposición era que Kenia tenía el talento y la conectividad a Internet para copiar el éxito de India en este negocio. De manera similar, los líderes empresariales de Sudáfrica pusieron sus esperanzas en los centros de llamadas, que anteriormente habían generado muchos puestos de trabajo en India y Filipinas.

Pero estas esperanzas resultaron ser defectuosas. Los negocios digitales suelen ser fáciles de ingresar pero difíciles de competir, especialmente en el escenario global. Para ganar contratos de clientes en un negocio digital altamente estandarizado, como centros de llamadas y soporte técnico, debe ser escalable. Sin embargo, para tener éxito con la escala, también debe ser competitivo en costos y desarrollar una reputación sólida.

Los servicios de subcontratación de procesos comerciales de Kenia no eran escalables ni competitivos. Como resultado, pronto cerraron. Un ejemplo famoso fue KenCall, un centro de llamadas con sede en Kenia que alguna vez fue promocionado y que no pudo mantenerse al día con la competencia global.

Los centros de llamadas de Sudáfrica tenían la báscula. Pero la competencia de Filipinas ejerció una enorme presión sobre ellos.



Leer más: Para los trabajadores en África, la economía digital no es todo lo que parece


La escena actual de las startups tecnológicas parece estar enfrentando desafíos similares: la escalabilidad de las nuevas empresas ha sido un problema serio. En parte, esto se debe a una infraestructura de soporte deficiente, así como a la competencia global.

Lecciones aprendidas

En el caso de los servicios comerciales globales, Kenia y Sudáfrica aprendieron la lección. Inicialmente, tratar de cumplir con los estándares globales y mantenerse al día con los rivales globales se consideraba deseable a los ojos de los gobiernos, las empresas y el público en general. Pero a medida que crecía la presión competitiva, la agenda cambió de competir globalmente a evitar la competencia global, de cumplir estándares globales a enfocarse en habilidades y recursos específicos a nivel local.

Como resultado, ambas economías invirtieron en segmentos de negocios de nicho. Por ejemplo, los proveedores de subcontratación de procesos comerciales de Kenia se centraron cada vez más en clientes locales y regionales en lugar de intentar competir por clientes de Europa y América del Norte.

En el caso de Sudáfrica, los servicios comerciales se diversificaron cada vez más hacia áreas más especializadas, como la subcontratación de procesos legales, para reducir la presión competitiva global.

Además, ambas economías promovieron el llamado abastecimiento de impacto, que se enfoca en contratar y capacitar a jóvenes desfavorecidos de barrios marginales y áreas rurales, combinando oportunidades de empleo con impacto comunitario. Lo que estas estrategias de nicho tienen en común es que están menos sujetas a la competencia global y que dependen de recursos integrados localmente, como conexiones de clientes locales y fuentes de trabajo sin explotar en las comunidades locales.



Leer más: La Cuarta Revolución Industrial: una idea seductora que requiere un compromiso crítico


Algunos de estos modelos de nicho surgieron incluso antes de que se pusieran de moda. De hecho, su capacidad para sobrevivir frente a la corriente principal les dio una ventaja competitiva, lo que les permitió sobrevivir a largo plazo.

Una dinámica similar podría estar desarrollándose con la escena de inicio de tecnología de hoy en África subsahariana.

Modelos alternativos

Todavía está de moda hoy en día promover nuevas empresas tecnológicas y centros tecnológicos basados ​​en modelos del Norte global. Pero podrían estar surgiendo nuevos modelos alternativos que podrían ser mucho más sostenibles.

Por ejemplo, los estudios sugieren que las empresas africanas se centran tradicionalmente mucho más en la comunidad. Las empresas existen para apoyar a las comunidades y no solo para obtener ganancias. La investigación muestra que, si bien los centros tecnológicos africanos a menudo «fallan» en la ampliación de los negocios en el sentido occidental, son muy efectivos para brindar oportunidades de crecimiento individual y para expandir y profundizar las conexiones comunitarias.

Tales experiencias sugieren que los conceptos de “escalabilidad” y “crecimiento” pueden tener una variedad de significados en el África subsahariana, y que el Norte global debería expandir su horizonte más allá de su estrecha concepción de estos términos para comprender realmente el potencial económico de África.

comida para llevar

Los informes recientes pueden tener razón en que la economía digital tiene un gran potencial para ayudar al África subsahariana a superar los desafíos económicos actuales hacia el crecimiento sostenible. Pero tal vez no sea porque la economía digital pueda simplemente impulsar el crecimiento económico en el sentido convencional, sino porque puede expandir las redes comerciales regionales y las comunidades locales, y hacerlas más resistentes frente a las amenazas económicas globales.

LEER  La comida local no es suficiente: necesitamos una transición sostenible en el sistema alimentario

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies