Calentamiento Global

El cambio climático está haciendo que los árboles sean más grandes, pero también más débiles

A medida que aumentan las temperaturas globales, los árboles de las zonas más frías se benefician de una temporada de crecimiento más prolongada. Una temporada de crecimiento más larga da como resultado anillos de crecimiento más gruesos y, como resultado, una mayor producción de madera en general.


Este artículo es parte de La conversación de Canadá serie El bosque boreal: Mil secretos, mil peligros

La Conversation Canada te invita a dar un paseo virtual en el corazón del bosque boreal. En esta serie, nuestros expertos se centran en temas de gestión y desarrollo sostenible, perturbaciones naturales, la ecología de la vida silvestre terrestre y los ecosistemas acuáticos, la agricultura del norte y la importancia cultural y económica del bosque boreal para los pueblos indígenas. ¡Esperamos que tenga un agradable e informativo paseo por el bosque!


Sin embargo, los estudios sugieren que las temporadas de crecimiento más largas contribuyen a debilitar la madera, lo que hace que los árboles sean estructuralmente más débiles. La mala calidad de la madera hace que los troncos se rompan con mayor facilidad.

Somos ecólogos forestales especialistas en la anatomía y crecimiento de la madera. Examinemos los estudios científicos más recientes disponibles para intentar mapear el futuro de nuestros bosques y analizar cómo el cambio de temporada de crecimiento está determinando las características de la madera producida.

Madera: ¿Qué es?

La madera es el producto de la acumulación progresiva de células —células de xilema— en los árboles. El propósito de esta acumulación es renovar el sistema de transporte de savia y dar soporte mecánico al tallo (tronco), ramas y hojas.

El anillo de un árbol es el producto de una estación de crecimiento que, en ambientes templados y boreales, se extiende desde la primavera hasta el otoño. Cada año se forma un nuevo anillo de crecimiento. El grosor de un anillo depende de una combinación de factores inherentes al árbol (su especie y factores genéticos) y factores ambientales (como el tipo de suelo, la exposición al sol, el clima y la competencia entre árboles vecinos).

En algunas especies, especialmente en las coníferas, puede ser bastante fácil distinguir los anillos entre sí. Esto se debe a que durante la época de crecimiento el árbol produce dos tipos de madera, caracterizadas por células con formas y funciones diferentes.

En primavera, el árbol produce muchas células grandes de color claro con una pared celular delgada. Esta parte del anillo anual se llama «madera temprana». A fines del verano, el crecimiento se ralentiza. Las células se vuelven más pequeñas, pero sus paredes se vuelven más gruesas. Esta “madera tardía” es la parte más oscura del anillo anual.

Gran trozo circular de corte de madera con patrón de textura de anillo de árbol y grietas, primer plano
El grosor de los anillos de un árbol depende de una combinación de factores inherentes al árbol (especie, genética) y factores ambientales (tipo de suelo, exposición solar, clima y competencia entre árboles vecinos).
(Shutterstock)

Las características de las células de la madera son particularmente importantes y de gran interés en términos ecológicos y económicos. En primer lugar, las paredes de las celdas de madera almacenan la mayor parte del carbono asimilado de la atmósfera por los árboles. Por lo tanto, una pared celular más gruesa significa que el árbol está absorbiendo una mayor cantidad de carbono. En segundo lugar, la relación entre el número de celdas de madera temprana y las de madera tardía determina la densidad de la madera y, por lo tanto, su uso potencial y valor material.

Los árboles están creciendo más rápido

Durante el siglo pasado, en las regiones templadas de América del Norte y Europa, los árboles han mostrado una tasa de crecimiento más rápida, hasta un 77 por ciento más alta que en el siglo anterior. Este aumento está relacionado con la producción de anillos de crecimiento más gruesos.

A primera vista, un crecimiento más rápido podría interpretarse como una mayor producción de biomasa, lo que supondría una mayor capacidad de almacenamiento de carbono y, por tanto, una mayor contribución de nuestros bosques a la lucha contra el cambio climático. En otras palabras, una mayor tasa de crecimiento podría significar que habría más madera disponible para nuestras diferentes necesidades.

Pero como escribió William Shakespeare: “A menudo las expectativas fallan, y la mayoría de las veces allí donde más prometen”.

Los árboles mueren más jóvenes

Un estudio de la Universidad Técnica de Munich en Alemania analizó la tasa de crecimiento de los árboles y las características de su madera durante el último siglo. Descubrieron que a medida que aumentaba la tasa de crecimiento, la densidad de la madera se reducía entre un ocho y un 12 por ciento.

Además, a medida que disminuyó la densidad de la madera, su contenido de carbono también disminuyó en un 50 por ciento. Esto sugirió que los árboles extraían menos dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera.

Además de una capacidad reducida para absorber y almacenar carbono atmosférico, la densidad reducida de la madera puede debilitar la resistencia estructural de los tallos. La madera cumple la importante función de sustentar los árboles. Por tanto, la reducción de su densidad va acompañada de una menor resistencia a los esfuerzos mecánicos que pueden provenir del viento o del efecto de la gravedad en fuertes pendientes.

Para complicar aún más las cosas, otro estudio reciente ha demostrado una asociación entre el crecimiento y la vida útil de los árboles: los árboles de rápido crecimiento tienen una esperanza de vida más corta.

Demasiado no es suficiente

En nuestro último estudio, cuantificamos las relaciones entre la duración de la temporada de crecimiento, la productividad y las características de las células de madera en el abeto balsámico.

El estudio confirmó que los árboles con una temporada de crecimiento más larga producen más células de madera y un anillo de crecimiento más grueso. Sin embargo, un mayor crecimiento también corresponde a un cambio en la relación entre la cantidad de madera temprana y tardía. Por cada día que aumentaba la duración de la temporada de crecimiento, los árboles producían una célula más de madera temprana.

El aumento de la relación entre madera temprana y madera tardía se refleja en la disminución de la densidad de la madera. Esto demuestra que un aumento en el crecimiento del volumen no se corresponde necesariamente con una mayor producción de biomasa.

¿Qué depara el futuro para nuestros bosques?

La temperatura media mundial ha superado la media preindustrial en aproximadamente 1,15 °C (1850-1900) y se espera que aumente aún más en los próximos años. Las temperaturas más cálidas podrían alargar la temporada de crecimiento de los árboles y, en consecuencia, aumentar su tasa de crecimiento.

Si bien, por un lado, esto puede conducir a una expansión de los bosques a nivel mundial, es probable que disminuya la tasa de absorción de carbono de los bosques.

Aunque nuestros bosques harán una contribución sustancial a la lucha contra el cambio climático, los resultados de estos estudios son una prueba más de que los problemas ambientales no pueden resolverse sin actuar directamente sobre las causas que desencadenan el cambio global.

En el contexto del cambio climático, la reducción de las emisiones antropogénicas que provocan el calentamiento global no es algo que podamos permitirnos negociar o posponer.

LEER  El fondo de 'pérdidas y daños' de la COP27 para los países en desarrollo podría ser un gran avance, u otra promesa climática vacía

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies