CAMBIO CLIMÁTICO

La deforestación está causando más tormentas en África occidental, según un estudio satelital de 30 años

Sabemos que los bosques son fundamentales para combatir el cambio climático global, pero otro aspecto importante y quizás menos apreciado es la forma en que afectan el clima a una escala más local.Nuestra investigación muestra La deforestación en África occidental hace que las tormentas sean más frecuentes Esto aumenta el riesgo de inundaciones repentinas catastróficas en las ciudades costeras de la región.

A lo largo del siglo XX, gran parte de África Occidental fue deforestada, un proceso impulsado por la agricultura, el comercio internacional de productos básicos como el cacao y el desplazamiento por conflictos. El rápido desarrollo urbano, especialmente en las áreas costeras, también ha llevado a la deforestación en las áreas circundantes.

Con la creciente disponibilidad de satélites en las últimas décadas, podemos ver cuánto del bosque restante ha desaparecido en tan solo unos pocos años. Desde la década de 1990, hemos analizado imágenes satelitales de nubes cada 30 minutos para calcular las tendencias en la frecuencia de las tormentas.

En esta región tropical húmeda, llueve casi todos los días durante la temporada de lluvias. Sin embargo, no estamos buscando este tipo de lluvia. Las tormentas que analizamos fueron menos frecuentes, pero podrían producir unas pocas pulgadas de lluvia en una o dos horas, lo suficiente como para abrumar las áreas bajas y provocar inundaciones que se extendieron por cuencas de captación particularmente expuestas.

Más tormentas, pero ¿dónde?

Encontramos que aunque hay una aumento general lapso El área completa Esto está relacionado con el calentamiento global, pero existe una heterogeneidad considerable en las tendencias, y esta heterogeneidad es un buen reflejo de dónde ocurre la deforestación.

LEER  El blanqueamiento repetido de corales deja pocas opciones para la vida silvestre en la Gran Barrera de Coral

¿Por qué la deforestación afecta las precipitaciones? En resumen, durante el día, las áreas deforestadas son más calientes que el resto del bosque. Este calentamiento provoca brisas localizadas, y estas circulaciones atmosféricas provocan tormentas.

Los asentamientos costeros, como este en Nigeria, corren un riesgo especial a medida que las tormentas se vuelven más frecuentes e intensas.
Oluwafemi Dawodu / Shutterstock

Las tendencias de las tormentas son especialmente fuertes cuando la deforestación ocurre a unas pocas docenas de kilómetros de la costa. Las lluvias aquí están fuertemente influenciadas por la brisa marina, y los aguaceros de la tarde son una característica común ya que la brisa trae humedad a la tierra. La circulación de la brisa marina es el resultado del contraste entre los océanos fríos y la tierra cálida, y esta diferencia de temperatura se exacerba a medida que la deforestación hace que la tierra se caliente, lo que exacerba las tormentas de brisa marina.

ciudad en riesgo

Descubrimos que las áreas costeras que habían experimentado una deforestación significativa experimentaron el doble de tormentas vespertinas en comparación con hace 30 años, mientras que las áreas con una cobertura terrestre más estable experimentaron entre un 30 y un 40 % más. El fuerte aumento de las tormentas alrededor de los puntos críticos de deforestación costera es importante porque coinciden con muchas ciudades de la región, como Sierra Leona y las capitales de Liberia, Freetown y Monrovia.

Las ciudades de la región a menudo no cuentan con redes de drenaje adecuadas, especialmente en sus asentamientos informales y, por lo tanto, son vulnerables a las inundaciones repentinas. Si bien se sabe que la tala de árboles durante las tormentas aumenta la escorrentía, nuestros hallazgos sugieren que la deforestación también aumenta la probabilidad de tormentas severas en primer lugar.

En Freetown, 2017 experimentó Las devastadoras inundaciones repentinas provocan deslizamientos de tierra Además de la pérdida de más de 1000 vidas, existe una necesidad urgente de combinar los efectos de estos cambios en los patrones de tormentas locales con los efectos del calentamiento global.

La ladera está llena de barro y la gente está mirando.
Después de tres días de lluvias torrenciales en 2017, los deslizamientos de tierra en Sierra Leona mataron a más de 1000 personas.
Ernest Henry/EPA

Los cambios en las precipitaciones que vemos a unos pocos kilómetros de la costa son difíciles de capturar en los modelos informáticos que se utilizan para hacer predicciones climáticas globales. Estos modelos tradicionales carecen del detalle espacial para representar cómo la deforestación y la brisa marina afectan las tormentas de menor escala. Estamos comenzando a utilizar simulaciones climáticas de mayor resolución para proporcionar la información que los planificadores necesitan para diseñar ciudades más resilientes al clima.Estos modelos capturan procesos físicos clave y son Fronteras en la ciencia del clima.

La nueva imagen de un aumento de las precipitaciones en un paisaje dominado por la deforestación contrasta con lo que sabemos sobre los procesos en la selva amazónica, donde se llevó a cabo la mayor parte de la investigación. Al igual que en África Occidental, la circulación atmosférica juega un papel importante cuando la tala de pequeños parches de bosque de decenas de kilómetros aumenta la precipitación. Sin embargo, a medida que aumenta el área de deforestación en la Amazonía, disminución de las precipitaciones Secado por menor transpiración.

La principal diferencia entre las dos áreas es la proximidad al océano. En África Occidental, donde el océano cercano es una fuente de humedad para la atmósfera, la respuesta de la lluvia tiende a estar dominada por cambios en el viento más que por la humedad. Esto no se aplica a la selva amazónica, donde la mayor parte de la deforestación ocurre cientos de kilómetros tierra adentro. Sin embargo, en los trópicos, la mayoría de los puntos críticos de deforestación aparecen relativamente cerca del océano, como en el sudeste asiático. Por esta razón, la respuesta de la tormenta a la deforestación generalizada puede parecerse a aumentos en África occidental en lugar de disminuciones en el Amazonas.


Imagine el boletín semanal sobre el clima

¿No tienes tiempo para leer tanto como sea posible sobre el cambio climático?

Recibe resúmenes semanales en tu bandeja de entrada. Todos los miércoles, el editor ambiental de The Conversation escribe un breve correo electrónico que se sumerge en un problema climático. Únase a los más de 10 000 lectores que se han suscrito hasta la fecha.


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies