CAMBIO CLIMÁTICO

Las empresas ya no pueden ignorar los eventos de calor extremo: se está convirtiendo en un peligro para el resultado final.

Cuando las olas de calor sin precedentes hacen que las vías del tren se doblen, las pistas de los aeropuertos se doblen y las carreteras se derritan, como sucedió en el Reino Unido el mes pasado, es probable que el rendimiento comercial se vea afectado.

El problema tampoco va a desaparecer. Las empresas deberán gestionar mejor el riesgo de calor extremo. Pero, ¿están los inversores suficientemente informados sobre el costo económico causado por la creciente frecuencia de fenómenos meteorológicos extremos?

Cada vez es más claro que el calor extremo puede tener efectos devastadores y costosos. La gente está muriendo, las redes de energía están luchando para hacer frente, el transporte está interrumpido y la sequía severa está agotando la agricultura y las reservas de agua.

Si bien la frecuencia de estos eventos está aumentando, lo más preocupante es que la intensidad del calor también está aumentando. Claramente, las empresas no son inmunes a la necesidad de adaptarse, aunque su silencio puede hacerte pensar lo contrario.

El aumento de las temperaturas afecta a todo

Mantenerse fresco, transportar mercancías y programar vuelos mientras las pistas se derretían fueron solo algunos de los desafíos que las personas y las empresas enfrentaron durante el verano europeo actual.

Cuando se hizo evidente que nuestros lugares de trabajo e infraestructura podrían no ser capaces de hacer frente al calor extremo, también vimos a los sindicatos pedir a los trabajadores que se quedaran en casa. Pero, ¿podrían los trabajadores tomarse el día libre? El Ejecutivo de Salud y Seguridad del Reino Unido declaró:

No existe una temperatura máxima para los lugares de trabajo, pero todos los trabajadores tienen derecho a un entorno en el que los riesgos para su salud y seguridad estén debidamente controlados.

¿Son suficientes estas reglas en esta nueva normalidad? Algunos países de la UE ya tienen límites superiores, pero muchos no. El Washington Post informó que podría haber una acción federal de EE. UU. debido a las preocupaciones sobre el calor extremo para los trabajadores. Sin duda, la mitigación de estos factores será costosa.

Si bien los informes de los medios destacan el costo para los trabajadores y las empresas, hay poca evidencia empírica sobre el impacto financiero en las empresas. Aquí es donde entra en juego nuestra investigación: ¿qué impacto tiene el calor extremo en la rentabilidad empresarial?

Las altas temperaturas no van a desaparecer. Las empresas tendrán que encontrar una manera de gestionar los riesgos para su personal y sus resultados.
Sebastián Gollnow/Getty Images

Calor golpeando la línea de fondo

Nos enfocamos en la Unión Europea y el Reino Unido porque la región tiene una diversidad de climas y condiciones climáticas extremas. Son una fuerza económica importante, con fuertes políticas para descarbonizar sus economías, pero también dependen del carbón, el gas y el petróleo para muchos sectores.

Cuando hace calor, estos países se ven obligados a quemar más combustibles fósiles para enfriar a las poblaciones sobrecalentadas, en contra de la necesidad y el deseo de hacer lo contrario.

Con registros detallados sobre eventos de calor a nivel local, conectamos datos meteorológicos con una gran muestra de empresas públicas y privadas en la UE y el Reino Unido. Nos enfocamos en dos aspectos críticos del desempeño financiero de una empresa en torno a una ola de calor (al menos tres días consecutivos de calor excesivo): el efecto en el margen de ganancias y el impacto en las ventas. También examinamos el rendimiento de las acciones de las empresas.



Leer más: ¿Qué tan probable hubiera sido la ola de calor de 40 °C en Gran Bretaña sin el cambio climático?


Descubrimos que las empresas sufren financieramente y los efectos son de gran alcance.

Para el negocio promedio de nuestra muestra, estos impactos se traducen en una pérdida anualizada de ventas de aproximadamente 0,63 % y una disminución del margen de ganancias de aproximadamente 0,16 % por un aumento de un grado en la temperatura por encima de un nivel crítico de aproximadamente 25 °C.

En conjunto para todas las empresas de nuestra muestra, las empresas del Reino Unido y la UE pierden casi 614 millones de dólares estadounidenses (975 millones de dólares neozelandeses) en ventas anuales por cada grado adicional de temperatura excesiva.

Impacto más grande de lo que muestran los datos

También encontramos que la intensidad de una ola de calor es más importante que su duración.

Este efecto financiero puede sonar pequeño, pero recuerde, este es un efecto promedio en la UE y el Reino Unido. El efecto localizado es mucho mayor para algunas empresas, especialmente aquellas en latitudes más al sur.



Leer más: Desastres no naturales: cómo podemos detectar el papel del clima en eventos extremos específicos


La respuesta del mercado de valores al calor extremo también se silencia, quizás por la misma razón. Encontramos que los precios de las acciones en promedio cayeron alrededor de 22 puntos básicos en respuesta a una ola de calor.

Estos efectos promedio anualizados incluyen los esfuerzos de las empresas para recuperar las ventas perdidas durante las olas de calor. También incluyen empresas en ciertos sectores y regiones que parecen beneficiarse de las temperaturas extremadamente altas de la ola de calor, como las empresas eléctricas y las empresas de los países del norte de Europa.

Si bien mostramos un resultado sistemático y sólido, nuestra evidencia probablemente subestima aún más los efectos totales de las olas de calor. Esto se debe a que las empresas divulgan muy poco sobre esos efectos debido a las normas de divulgación laxas y las regulaciones bursátiles relacionadas con el clima extremo.

Cartel que muestra la temperatura de 41,5C
Las empresas pierden dinero durante las olas de calor, pero es muy probable que las pérdidas exactas no se notifiquen.
Imágenes de Alain Pitton/Getty

Datos financieros parte del cambio climático

Sin duda, una mejor divulgación ayudará a desenredar estos efectos.

Idealmente, los datos financieros deben segmentarse por riesgo climático y dimensiones de calor extremo para que los inversores puedan valorar mejor el riesgo. Los reguladores deben prestar atención aquí. Los inversores deben ser capaces de cotizar el riesgo material de las condiciones meteorológicas extremas.

Un buen ejemplo es Nueva Zelanda, que está a punto de exigir la divulgación de riesgos climáticos con períodos de informes a partir de 2023. Dichos mandatos reconocen que la divulgación deficiente del riesgo climático es endémica y no tenemos el lujo del tiempo.



Leer más: El calor extremo es una amenaza para la vida en África, pero no está siendo monitoreado


Para aquellas empresas afectadas negativamente, sería útil revelar la cantidad y el costo de las horas perdidas y la ubicación del daño. Sin embargo, aún no está claro si los estándares de divulgación climática capturan efectivamente estos riesgos, ya que las empresas tienen una discreción significativa sobre qué divulgar.

No se trata necesariamente de costos, algunos sectores incluso podrían beneficiarse. Si bien las compañías eléctricas, por ejemplo, pueden reportar mayores ventas debido al mayor consumo de energía, también están limitadas por la red y el mayor costo de producción.

Y nuestra evidencia sugiere que hay poco beneficio general para el sector energético. Esto no descarta algunas ganancias inesperadas, por lo que debemos comprender más acerca de los efectos positivos y negativos en cada industria.

Finalmente, este mes de julio las temperaturas en el Reino Unido se dispararon a 20 °C por encima de lo normal. ¿Pueden hacer frente las empresas? La próxima vez que sienta el calor, haga una pausa para preguntar si esto también está afectando el resultado final de su lugar de trabajo o cartera de inversiones.

LEER  El cambio climático ha duplicado los días de incendios más riesgosos en California

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies