CAMBIO CLIMÁTICO

Cae el telón de la expedición ártica más grande de la historia

La expedición científica ártica más grande de la historia llegó a su fin ayer, cuando el buque de investigación alemán Polarstern navegó hacia el puerto de Bremerhaven, Alemania.

El Polarstern pasó el año pasado a la deriva a través del Océano Ártico, congelado en el hielo marino en la cima del mundo. Mientras flotaba por el Ártico central, los científicos a bordo recopilaron innumerables datos sobre el sistema climático del Ártico: sus nubes, atmósfera, física oceánica y biología, por nombrar algunos.

Encabezada por el Instituto Alfred Wegener en Alemania y conocida como Expedición MOSAiC, abreviatura de Observatorio de deriva multidisciplinario para el estudio del clima ártico, la misión involucró colaboraciones de cientos de científicos en instituciones de investigación de todo el mundo.

La misión buscó brindar una oportunidad sin precedentes para estudiar el Ártico que se derrite rápidamente, actualmente una de las partes del mundo que se calienta más rápido, durante un año completo desde adentro hacia afuera.

“Puedo decir honestamente que ha sido un hito histórico para la investigación del Ártico”, dijo Markus Rex, científico del Instituto Wegener y líder de la Expedición MOSAiC, en una conferencia de prensa. “Y volvemos con un conjunto de datos y muestras que cambiarán la investigación del Ártico durante mucho tiempo”.

La misión no estuvo exenta de desafíos.

Primero, el Polarstern tuvo que encontrar un témpano de hielo adecuado para usarlo como base principal de investigación: un trozo de hielo lo suficientemente resistente como para anclar el barco y soportar todo el equipo de investigación que los científicos necesitaban usar. Encontrar el témpano correcto resultó más fácil decirlo que hacerlo.

LEER  La temporada de huracanes de 2021 muestra que EE. UU. no está preparado a medida que los desastres relacionados con el clima empujan a las personas a una pobreza más profunda

Una vez que el barco se congeló en su lugar, los científicos en Polarstern tuvieron que lidiar con osos polares errantes; cambios peligrosos y grietas en el hielo; extremadamente frio; y la larga y oscura monotonía de la noche polar, un período durante el invierno en el que el sol no sale en absoluto en el Ártico central.

La expedición también se ha enfrentado a informes de sexismo y acoso sexual a bordo de un barco de apoyo que ayudó al Polarstern durante las primeras seis semanas de la misión.

La pandemia de coronavirus trajo desafíos logísticos inesperados esta primavera.

Las restricciones de viaje y las cuarentenas obligatorias interrumpieron un intercambio de personal originalmente planeado para realizarse por avión. El intercambio finalmente se llevó a cabo por mar, y el Polarstern se vio obligado a abandonar temporalmente su témpano de origen para realizar el intercambio.

La pandemia también interrumpió una serie de vuelos de investigación programados para principios de primavera después de que un miembro del equipo de vuelo dio positivo por el virus.

A pesar del problema, la misión pudo continuar según lo planeado.

La conclusión de la expedición llega al final de una temporada histórica para el Ártico que se derrite. Este verano estuvo marcado por temperaturas inusualmente altas y poca extensión de hielo marino, particularmente a lo largo de la costa rusa.

En septiembre, mientras el Polarstern regresaba a casa, la capa de hielo marino del Ártico alcanzó su segunda extensión más baja en la historia registrada. El récord fue en 2012.

Los científicos esperan que los datos de MOSAiC ayuden a los investigadores a comprender mejor las formas en que está cambiando el Ártico y las razones por las que está cambiando tan rápidamente.

La expedición también observó, de primera mano, el adelgazamiento y el derretimiento del hielo marino del Ártico.

“Solo necesitas tus ojos para ver que el hielo del Ártico se está muriendo”, señaló Rex.

“Es una región de una belleza única”, agregó. “Y deberíamos hacer todo lo posible para preservar esta región y aprovechar la pequeña oportunidad que aún tenemos para preservarla”.

Reimpreso de Climatewire con permiso de E&E News. E&E brinda cobertura diaria de noticias esenciales sobre energía y medio ambiente en www.eenews.net.

LEER  Los incendios forestales extremadamente secos en el oeste de EE. UU. están maduros para

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies