SOSTENIBILIDAD

Amazon tiene el potencial de convertirse en Savannah antes de lo esperado

Calentamiento global – impactante.Ese es el hallazgo de un nuevo estudio publicado el 7 de marzo en la revista cambio climático naturalSegún este último, el Amazonas se está acercando a un «punto de inflexión» más rápido de lo esperado, lo que podría convertir este sumidero de carbono crucial para el equilibrio de la Tierra en una sabana.

Para comprender este cambio, los investigadores analizaron 25 años de datos satelitales. El objetivo es evaluar la resiliencia de la selva amazónica frente a traumas como incendios o sequías. Para ello, los investigadores analizaron datos midiendo su biomasa y el «verdor» de su dosel.

Los resultados son preocupantes, ya que esta métrica clave de la salud del ecosistema amazónico ha disminuido más del 75% de su superficie. Niklas Boers, profesor del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK) y coautor del estudio, dijo: «Muchos investigadores han propuesto un punto de inflexión (…) Nuestro estudio proporciona evidencia empírica importante de que nos estamos acercando a este punto». . un umbral».

Actividad humana, factor agravante

Si la Amazonía está peligrosamente inclinada a cambiar su ecosistema, es por una combinación de factores. De hecho, como señala Tim Lenton, profesor de la Universidad de Exeter en el Reino Unido y coautor del estudio, el Amazonas es el más afectado por áreas específicas cercanas a la actividad humana.

Este es especialmente el caso de Brasil, que alberga el 60 por ciento de la selva amazónica. La deforestación ha empeorado a niveles récord desde que el presidente Jair Bolsonaro llegó al poder en 2019. Como resultado, un estudio reciente confirma que los bosques tropicales se han transformado de «sumideros de carbono» a fuentes netas de carbono, liberando un 20% más de este poderoso gas de efecto invernadero de lo que han absorbido en la última década.

Entonces, el calentamiento global, sumado a la actividad humana, está cambiando la Amazonía a un ritmo sostenido. Como dice el investigador Tim Renton, «estos dos factores interactúan, por lo que existe la preocupación de que esta transición ocurra más rápido».

Esto se hace eco del último informe del grupo de expertos climáticos IPCC de la ONU. Lanzado el 28 de febrero, destaca hasta qué punto los ecosistemas naturales están amenazados, aunque su salud puede contribuir efectivamente a combatir el cambio climático. Como resultado, la tierra y la vegetación han absorbido un tercio de las emisiones de dióxido de carbono año tras año desde 1960.

Impacto significativo en el clima

Los autores advierten que la conversión de la cuenca del Amazonas en una sabana tendrá enormes consecuencias. A escala regional, no son solo los bosques los que sufren: «Si se pierde el papel de la Amazonía en el ciclo de las lluvias, podría tener un impacto en el corazón agrícola del país en el centro de Brasil», enfatiza Tim Renton.

Unos 90 mil millones de toneladas de dióxido de carbono, el doble de las emisiones globales anuales de todas las fuentes combinadas, podrían liberarse a la atmósfera… contribuyendo aún más al calentamiento.

Además del Amazonas, también se verán amenazados sistemas que son igualmente importantes para el equilibrio planetario y las capas de hielo, el «permafrost» (permafrost, especialmente en Siberia) que contiene grandes cantidades de metano o dióxido de carbono. Lo mismo ocurre con los arrecifes de coral, los monzones del sur de Asia o las corrientes atlánticas. En última instancia, estos cambios podrían cambiar fundamentalmente el mundo en el que vivimos.

«Si pierde demasiada resiliencia, el debilitamiento puede ser inevitable. Pero el sistema solo se activa de manera visible después de que haya pasado el evento», advierte el investigador Niklas Boers.

Sin embargo, para su colega Tim Renton, las probabilidades de volver a la condición son escasas. «Si podemos bajar la temperatura, incluso después del punto de inflexión, podemos cambiar las cosas. Pero tendremos que depender de tecnologías que extraigan cantidades masivas de dióxido de carbono de la atmósfera, lo cual no funcionará», y son riesgosos».

ver también Huffington Post: 2022 Sheep Parade en los Campos Elíseos al final del Farming Salon

LEER  A 300 km de La Rochelle, Sea Shepherd encuentra miles de peces muertos

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies