ENERGÍA RENOVABLE

Así se pueden crear puestos de trabajo para las Primeras Naciones australianas en la transición hacia la energía limpia

Si se hace bien, la transición hacia la energía renovable debería mejorar la vida de los habitantes de las Primeras Naciones de Australia. Muchos de ellos buscan formas de permanecer en el país, utilizar sus conocimientos sobre él y contribuir a industrias que se alineen con sus valores.

Los proyectos de energía renovable a gran escala y las minas de minerales críticos suelen estar ubicados en tierras con derechos legales de las Primeras Naciones. Los acuerdos de acceso deberían brindar beneficios directos a las comunidades.

El sector de la energía limpia también promete nuevas oportunidades de empleo en zonas regionales y remotas.

Analizamos las barreras para aumentar el empleo de las Primeras Naciones en el sector de la energía limpia, así como las oportunidades y soluciones. Nuestro nuevo informe, publicado hoy, formula 12 recomendaciones basadas en análisis de datos, modelos, entrevistas y talleres. A continuación, se muestra cómo la industria, el gobierno, los educadores y las comunidades de las Primeras Naciones pueden crear puestos de trabajo y carreras profesionales satisfactorias en el sector de la energía limpia.

Presentamos la Red de Energía Limpia de las Primeras Naciones.

Cerrando la brecha

Existe una brecha grande y persistente entre las tasas de empleo de los australianos de las Primeras Naciones y los australianos no indígenas.

Aproximadamente la mitad de los habitantes de las Primeras Naciones de Australia tienen empleo, en comparación con casi dos de cada tres personas en la población en general.

En septiembre de 2023, el libro blanco sobre empleo del gobierno de la Commonwealth señaló que la brecha «no se ha cerrado notablemente» en los últimos 30 años. Eso a pesar de las oleadas de desarrollo regional, incluido el auge minero. Lamentablemente, los miembros de las Primeras Naciones que sí ingresan a la fuerza laboral también suelen quedar atrapados en puestos temporales de corto plazo y mal remunerados.
En la actualidad, un número relativamente bajo de miembros de las Primeras Naciones australianas trabajan en el sector de las energías limpias.

La desventaja sistémica limita las oportunidades disponibles para los miembros de las Primeras Naciones australianas, en particular aquellos que viven en zonas regionales y remotas de Australia.

Algunas de las principales barreras son el bajo nivel de alfabetización, conocimientos numéricos y de informática, el escaso acceso a la formación pertinente, los problemas sociales y de salud y la falta de transporte para ir al trabajo y a recibir formación.

Oportunidades en zonas de energía renovable

Se están desarrollando grupos de proyectos de energía renovable a gran escala en “zonas de energía renovable” en toda Australia.

En promedio, los australianos de las Primeras Naciones representan una mayor proporción de la población en zonas de energía renovable (6,2%) que Australia en su conjunto (3,8%).

Esto es especialmente cierto en zonas importantes como Nueva Inglaterra (9,4%) y Centro-Oeste de Orana (12,7%) en Nueva Gales del Sur.

Investigamos el alcance del empleo de las Primeras Naciones en zonas de energía renovable en el sur de Australia, Tasmania, Victoria, Nueva Gales del Sur y Queensland.

Descubrimos que tres grupos principales de personas de las Primeras Naciones podrían encontrar trabajo potencialmente en las zonas de energía renovable:

1. Otros trabajadores en ocupaciones clave

Los miembros de las Primeras Naciones de Australia trabajan en otros sectores en ocupaciones que también tienen demanda en proyectos de energía renovable. La cantidad de estos trabajadores equivale a alrededor del 5-10% de la fuerza laboral proyectada en la mayoría de las zonas de energía renovable.

Sin embargo, nuestro análisis de los datos del censo reveló que los trabajadores existentes se concentran en un puñado de ocupaciones que requieren menos habilidades, como conductores de camiones y trabajadores de la construcción. Actualmente, hay pocos trabajadores de las Primeras Naciones con las habilidades adecuadas. Por ejemplo, solo 87 electricistas se identifican como australianos de las Primeras Naciones en todas las zonas de energía renovable que examinamos.

2. Estudiantes de la escuela

Según datos del censo, más de la mitad de los habitantes de las Primeras Naciones que viven en zonas de energía renovable tienen menos de 19 años. Los programas que generen conciencia e interés en el sector de la energía renovable y creen vías de capacitación para los estudiantes en materia de energías renovables deberían ser una prioridad.

3. Personas desempleadas y no activas

Un puñado de parques solares han contratado a personas de las Primeras Naciones que estaban desempleadas, generalmente en puestos de nivel inicial como ensamblaje de paneles solares, limpieza o control de tráfico.

La granja solar Avonlie en Narrandera, Nueva Gales del Sur, contrató a 30 trabajadores de las Primeras Naciones después de brindarles capacitación previa al empleo. Aproximadamente el 90 % de ellos consiguió otros empleos después. El impacto social fue transformador para una comunidad con varias generaciones de familias que nunca habían trabajado.

Estos proyectos son poco frecuentes hoy en día, pero este enfoque podría adoptarse en otros lugares.

Nuestro análisis muestra que los objetivos de empleo de las Primeras Naciones del 5 al 10 % en las zonas de energía renovable son actualmente un desafío, pero posibles con el tiempo, especialmente si se implementan programas industriales y gubernamentales para crear oportunidades de capacitación y empleo.

Centro comunitario de energía solar de Marlinja (Original Power)

Un plan de 12 puntos para crear más empleos en el sector de energía limpia para las Primeras Naciones

Los programas de capacitación que no incluyen compromisos concretos de la industria para generar un empleo al final de su ciclo suelen convertirse en “capacitación por la capacitación”. Encontramos un profundo cinismo entre los pueblos de las Primeras Naciones sobre si el sector de las energías renovables realmente les generaría empleo.

Los objetivos de empleo obligatorios pueden generar demanda de trabajadores de las Primeras Naciones, pero para que la industria cumpla con los objetivos es necesario contar con suficientes personas con las habilidades adecuadas.

Nuestro plan de 12 puntos recomienda una combinación de medidas de “oferta” (como la capacitación) y medidas de “demanda” (compromisos laborales de la industria), como:

  • Objetivos de empleo obligatorios para las Primeras Naciones en parques solares combinados con programas de preempleo para crear una reserva de candidatos. Los empleos en parques solares son a corto plazo (de cuatro a seis meses), pero pueden dejar un legado positivo si ofrecen una salida al desempleo.

  • un programa coordinado con operadores de parques eólicos para que los técnicos mecánicos de las Primeras Naciones mantengan las turbinas durante su vida útil de 20 años, para aliviar la escasez de habilidades y crear empleos a largo plazo en el país

  • Combinar los requisitos de empleo de las Primeras Naciones en las licitaciones para empresas que realizan renovaciones de viviendas indígenas con programas de capacitación para crear una fuente de estudiantes para pasantías en oficios clave

  • Programas de cadetes de energía limpia que incluyen compromisos para una admisión de diez años de estudiantes de las Primeras Naciones como cadetes para trabajos universitarios calificados, con financiamiento gubernamental para proveedores especializados como CareerTrackers para crear, orientar y apoyar una línea de estudiantes

  • financiación para ayudar a las organizaciones de las Primeras Naciones a colaborar con el sector de la energía limpia, los gobiernos y otros grupos, como los organismos de formación

  • Crear lugares de trabajo culturalmente seguros en el sector de la energía renovable que proporcionen oportunidades de carrera a los habitantes de las Primeras Naciones de Australia. Esto debería incluir un enfoque en el desarrollo de la competencia cultural, así como políticas internas que tengan en cuenta las obligaciones culturales de las Primeras Naciones.

El largo estancamiento de las tasas de empleo de las Primeras Naciones durante las últimas tres décadas pone de relieve los desafíos que ello implica.

Sin embargo, un plan de empleo de energía limpia de las Primeras Naciones desarrollado e implementado por la industria, el gobierno y las comunidades de las Primeras Naciones es esencial si queremos garantizar que la energía renovable genere empleos para los australianos de las Primeras Naciones y rompa con el pasado.

LEER  La red eléctrica del Reino Unido necesita modernizarse para alcanzar el cero neto: nuestro nuevo estudio muestra dónde

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies