ENERGÍA RENOVABLE

Cómo la guerra en Ucrania dará forma a la política energética de Canadá y al cambio climático

Las grandes guerras son a menudo momentos decisivos en la historia. Sus resultados definen las estructuras de gobierno, la política y las direcciones de las políticas durante las próximas décadas, incluso siglos. La invasión rusa de Ucrania ya parece tener este tipo de efectos a escala nacional, regional y mundial.

La invasión ha llegado rápidamente a dominar las agendas políticas y políticas, desplazando el enfoque de la pandemia de COVID-19 y el cambio climático. Pero la guerra en Ucrania tendrá implicaciones importantes para estas cuestiones, particularmente en torno a la energía y el cambio climático, para Canadá y el resto del mundo, en un futuro lejano.

Más allá del horror inmediato del asalto de Rusia a Ucrania, quizás sus efectos más obvios en términos de política climática y energética hayan sido proporcionar a Europa un poderoso imperativo para acelerar el proceso de descarbonización de sus economías.

Los riesgos asociados con la dependencia europea del petróleo y el gas rusos siempre han sido una razón subyacente para las transiciones energéticas en Europa. La prohibición de las importaciones rusas de petróleo y gas, una parte importante de los suministros energéticos de Europa, puede ser una de las pocas medidas restantes, aparte de una acción militar directa, que podría hacer que Putin detuviera su ataque.

Si bien Canadá no enfrenta una amenaza inmediata a su seguridad energética, es probable que enfrente presión para expandir su papel como una fuente segura y geopolíticamente estable de combustibles fósiles, reforzada por las oportunidades económicas que ofrece el aumento de los precios del petróleo y el gas natural. Estos desarrollos podrían presentar desafíos significativos para los esfuerzos actuales de Canadá para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40 por ciento en relación con 2005 para 2030 y alcanzar emisiones netas cero para 2050.

No estoy seguro sobre la energía nuclear

Europa puede ver más aumentos en los precios de la energía y posibles escaseces si corta el petróleo y el gas rusos. Pero ya existe un mayor interés en las energías renovables, el almacenamiento de energía y otras tecnologías que reducen la dependencia de Europa de los combustibles fósiles para la calefacción, el transporte, la industria y la generación de electricidad.

También podría haber un interés renovado en la energía nuclear, pero ese camino está lejos de ser seguro. La economía de las nuevas instalaciones nucleares sigue siendo profundamente poco atractiva, incluso con un apoyo gubernamental masivo.



Leer más: ¿La invasión rusa de Ucrania empujará a Europa hacia la independencia energética y una descarbonización más rápida?


Además, la incautación de Chernobyl por parte de Rusia, su ataque a la planta nuclear de Zaporizhzhia y las amenazas nucleares apenas veladas del presidente Vladimir Putin han proporcionado crudos recordatorios de los riesgos de seguridad y proliferación de armas asociados con un camino nuclear pesado hacia la descarbonización y la seguridad energética.

Presión en casa y en el extranjero

Para Canadá, las implicaciones de estos desarrollos son bastante diferentes. Los precios de la gasolina y otros combustibles se han disparado en respuesta a las preocupaciones sobre el suministro mundial de petróleo y gas. Rusia es el segundo mayor productor de petróleo crudo del mundo y contribuye con alrededor del 13 por ciento de la producción mundial de petróleo en 2020.

Un letrero de una gasolinera que muestra los precios.
El precio del litro de gasolina alcanzó máximos históricos en gran parte de Canadá durante la primera semana de marzo de 2022.
LA PRENSA CANADIENSE/Doug Ives

Los gobiernos deben estar atentos a las posibilidades del antiguo problema de especulación con la guerra. El combustible que ahora se vende a precios elevados se fabricó con suministros comprados y pagados mucho antes de la invasión de Putin. El petróleo ruso es un elemento absolutamente marginal del suministro de energía de Canadá, y debería terminarse de inmediato, como lo está considerando Estados Unidos.

Lo más probable es que Canadá se enfrente a presiones tanto nacionales como internacionales para ampliar su papel como fuente segura de combustibles fósiles para Europa occidental y otros consumidores de petróleo y gas rusos. Pero las medidas para aumentar la producción de petróleo y gas natural del país plantearán desafíos directos a los compromisos y políticas de cambio climático existentes de Canadá.

Las reservas de petróleo actuales de Canadá se concentran abrumadoramente en las arenas bituminosas del oeste de Canadá. Su extracción es altamente intensiva en energía y carbono, y la trayectoria actual de la política climática del gobierno federal es mover el sector upstream de petróleo y gas hacia cero emisiones netas para 2050.

Nueva infraestructura de exportación

Al mismo tiempo, actualmente no existe una ruta directa para una mayor expansión de las exportaciones de petróleo canadiense a Europa. Las exportaciones adicionales tendrían que moverse a través de la Costa del Golfo de EE. UU., pero esa opción ahora está restringida, entre otras cosas, por el rechazo del presidente Joe Biden al oleoducto Keystone XL.

La situación puede conducir a pedidos de nueva infraestructura de exportación. Ya hay llamados para la reactivación del gasoducto Alberta to New Brunswick Energy East, un camino que podría conducir a un conflicto renovado entre Québec y Alberta.

Un barco ubicado a varios cientos de metros de la costa conectado a una instalación industrial por una tubería larga.
El petrolero Sun Arrows carga su cargamento de gas natural licuado del proyecto Sakhalin-2 en el puerto de Prigorodnoye, Rusia, en octubre de 2021.
(Foto AP)

La producción de gas natural convencional de Canadá ya ha estado en declive, pero la situación geopolítica y el aumento de los precios mundiales pueden renovar el interés en las iniciativas de exportación de gas natural líquido de la Columbia Británica, en gran parte estancadas. Tales desarrollos complicarían aún más el panorama de la política climática nacional, ya que el acceso a los recursos de gas de BC sería altamente intensivo en carbono. También pueden resurgir propuestas para instalaciones de exportación de GNL en la costa este de Canadá.

Nada de esto podría suceder lo suficientemente rápido como para afectar la situación de seguridad energética global inmediata, y la viabilidad económica de tales proyectos seguiría siendo incierta en el contexto actual de descarbonización generalizada en respuesta al cambio climático.



Leer más: Qué significan los planes de China para descarbonizar su economía para las exportaciones de energía de Canadá


La trayectoria de las recientes emisiones de gases de efecto invernadero de Canadá ya ha ido en aumento, lo que dificulta cada vez más el logro de los objetivos del gobierno federal para 2030 y 2050. Las presiones para expandir las exportaciones de combustibles fósiles profundizarán estos desafíos, incluso cuando el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha destacado nuevamente los crecientes impactos de un clima cambiante.

Un posible aspecto positivo en esta etapa puede ser que la perspectiva de que los precios del petróleo y el gas permanezcan elevados a largo plazo acelerará el interés público en la propia transición energética de Canadá, particularmente en torno a los vehículos eléctricos.

Las nuevas relaciones entre la energía, la seguridad geopolítica y la política de cambio climático que se derivan de la invasión de Ucrania apenas están comenzando a surgir. Sus direcciones finales, junto con el resultado de la guerra, siguen siendo inciertas, pero las implicaciones para Canadá, particularmente en términos de conciliar los objetivos de la política de seguridad, energía y cambio climático, pueden ser enormes.

LEER  Cómo las condiciones socioeconómicas afectan el consumo de energía renovable en Zimbabue

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies