CAMBIO CLIMÁTICO

¿Los químicos en los protectores solares amenazan la vida acuática? Un nuevo informe dice que se «necesita con urgencia» una evaluación exhaustiva, al tiempo que llama a los protectores solares una protección esencial contra el cáncer de piel.

Los estudios han demostrado que los mismos ingredientes activos en los protectores solares que protegen a las personas de los rayos ultravioleta que causan cáncer pueden ser tóxicos para una variedad de especies en los océanos, ríos y lagos. Con estos dos riesgos en mente, un nuevo informe de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina encuentra una necesidad urgente de más información sobre si estos químicos amenazan la vida acuática a gran escala.

El informe pide a la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. que realice una revisión detallada llamada evaluación de riesgo ambiental de la probabilidad de que la exposición a uno o más de estos químicos, llamados filtros UV, pueda dañar a los organismos en los ecosistemas de agua dulce y salada. El estudio recomienda centrarse en dos tipos de entornos: arrecifes de coral en aguas poco profundas cerca de la costa y cuerpos de agua dulce de movimiento lento como estanques y pantanos, que se utilizan mucho para la recreación y/o están expuestos a aguas residuales o escorrentía urbana.

El estudio reconoce que el protector solar con un factor de protección solar (FPS) de 30 o más es una defensa eficaz contra las quemaduras solares y el cáncer de piel, y que dificultar la compra de protectores solares de amplio espectro que las personas realmente usarán podría dañar la salud pública. En consecuencia, exige una investigación que examine cómo los cambios en el uso de protector solar podrían afectar la salud humana. Dos miembros del comité de estudio explican cómo su grupo equilibró estas preocupaciones.

Muchas especies están expuestas a muchos estreses.

Robert Richmond, Profesor de Investigación y Director, Laboratorio Marino Kewalo, Universidad de Hawái en Manoa

Los estudios realizados hasta la fecha han proporcionado pruebas convincentes de laboratorio de que algunos filtros UV pueden tener efectos tóxicos en las especies acuáticas, incluidos los corales, las anémonas y el pez cebra, que están expuestas a los productos químicos. Estos hallazgos han generado preocupaciones sobre los impactos a mayor escala de los protectores solares en las comunidades biológicas y los ecosistemas.

LEER  Música relajante antiestrés para calmar la mente - música para reducir la ansiedad

Pero los resultados en el medio ambiente diferirán dependiendo de qué compuestos, ecosistemas y condiciones ambientales locales estén involucrados. Eso es especialmente cierto para los arrecifes de coral. El comité destacó los arrecifes porque son valiosos desde el punto de vista ecológico, económico y cultural, y atraen a un gran número de turistas que usan protectores solares.

Los arrecifes de coral están disminuyendo en todo el mundo debido a múltiples perturbaciones inducidas por el hombre. Algunas de estas perturbaciones son globales, como el calentamiento de los océanos y la acidificación provocada por el cambio climático. Otros factores de estrés, como la calidad del agua costera, son más locales.

Estudiar los efectos de los productos químicos en los corales y los arrecifes de coral es un desafío porque ambos son sistemas complejos. Los corales formadores de arrecifes son una combinación de un animal, algas unicelulares y ricas poblaciones de bacterias que viven y trabajan juntas. Los arrecifes de coral están formados por miles de organismos que interactúan.

Es importante destacar que muchas respuestas de estrés en los corales ocurren sin causar la muerte por completo, pero perjudican su salud, crecimiento, resiliencia e incluso su capacidad de reproducción. Los científicos necesitan saber más sobre estas respuestas para orientar respuestas e intervenciones de gestión eficaces.

Los arrecifes de coral saludables como este en Samoa Americana albergan comunidades tan diversas de peces y otros organismos que a menudo se les llama las selvas tropicales del mar.
Kevin Lino, NOAA/Flickr, CC BY

Después de revisiones exhaustivas de los datos existentes, nuestro comité de estudio recomendó que la Agencia de Protección Ambiental de los EE. UU. realice una evaluación de riesgos ecológicos de los 17 filtros UV utilizados en los protectores solares vendidos en los EE. UU. Dicho estudio incluiría una comparación de los hallazgos de toxicidad con los concentraciones y condiciones de exposición.

Por ejemplo, ¿qué sucede con los organismos expuestos ocasionalmente a estos químicos en comparación con los expuestos regularmente, en bahías tranquilas oa lo largo de costas abiertas barridas por las olas? ¿Cómo difieren los filtros UV en si se descomponen en el agua o se acumulan en los sedimentos o en los tejidos de los organismos vivos?

Desde nuestro punto de vista, una evaluación de riesgo ecológico proporcionaría a la EPA ya otros la base para el desarrollo de políticas sólidas y efectivas. Cuanto antes suceda esto y los resultados se apliquen al proceso regulatorio, mejor para todos los afectados, incluidas las generaciones futuras.

El desafío de comprender los efectos a largo plazo en los seres humanos y el medio ambiente

Karen Glanz, profesora de la Universidad George A. Weiss y directora del Centro de Investigación de Prevención UPenn, Universidad de Pensilvania

La cuestión de si los filtros UV representan un daño para el medio ambiente mientras ayudan a reducir el daño de la piel y previenen el cáncer de piel es un enigma. Aparentemente, enfrenta la salud humana y ambiental cara a cara y pide a los legisladores, expertos médicos y al público que elijan entre ellos.

Los seres humanos necesitan la luz del sol para vivir, pero la exposición excesiva a los rayos dañinos del sol, la radiación ultravioleta, provoca quemaduras solares y arrugas y es un factor de riesgo para el desarrollo de cánceres de piel, incluido el tipo más mortal, el melanoma. Se ha descubierto que el uso rutinario de protector solar de amplio espectro con SPF 30+ cuando se está al aire libre previene el daño a la piel y el cáncer de piel. Pero los protectores solares son más efectivos como parte de un conjunto de comportamientos que también incluyen usar sombreros y ropa para cubrirse y buscar sombra.

La mayoría de las personas en los EE. UU. no practican estos comportamientos con la suficiente frecuencia o profundidad. Por lo tanto, es importante sopesar con mucho cuidado los posibles efectos de restringir la elección de los protectores solares disponibles.

Algunas jurisdicciones ya restringen la venta de ciertos protectores solares porque los defensores preocupados creen que hacerlo será bueno para el medio ambiente. En los EE. UU., incluyen Hawái, las Islas Vírgenes de los EE. UU. y la ciudad de Key West, Florida. Nuestro informe no saca una conclusión definitiva sobre si estas medidas están científicamente justificadas o son efectivas. Más bien, enfatiza analizar si y cómo pueden afectar la salud humana y el medio ambiente.

El estudio llama la atención sobre el desafío de comprender los riesgos de los filtros UV para los entornos acuáticos en diversas condiciones y en el contexto de los factores de estrés ambientales generales, como el aumento de la temperatura del mar. Es importante comprender que, tanto para los problemas ambientales como para la salud humana, los estudios de laboratorio no siempre coinciden con lo que sucede en el medio ambiente.

Los estudios de sistemas modelo como bacterias y levaduras, y organismos como embriones de peces y larvas de insectos, pueden arrojar resultados que no se sostienen en estudios con humanos. Tanto para el medio ambiente como para los humanos, puede que no sea posible ni ético realizar experimentos reales que prueben los efectos a largo plazo de los productos químicos en los filtros UV.

Los miembros de nuestro comité lucharon para interpretar la evidencia disponible y también con las lagunas en esa evidencia. En última instancia, llegamos a la conclusión de que la ciencia no está resuelta, pero que hay mucho sobre lo que construir para avanzar en la comprensión de este problema. Nuestras conclusiones no son un resultado de ganar/perder ni para el medio ambiente ni para los humanos. Más bien, apuntan a la necesidad de pensar de manera amplia y estratégica en beneficio de las personas y el planeta.

LEER  "Las cadenas de suministro enfrentan desafíos de sostenibilidad ambiental".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies