CAMBIO CLIMÁTICO

Las tasas de ‘divorcio’ de Albatros aumentan a medida que los océanos se calientan

Pocos animales son más cariñosos que el albatros de ceja negra. Estas grandes aves marinas, de cejas negras que les tapan los ojos como rímel, son socialmente monógamas y suelen aparearse de por vida. Su «matrimonio» aparentemente romántico tiene un propósito práctico: generar confianza con la misma pareja, lo cual es esencial ya que la pareja alterna entre largos viajes de búsqueda de alimento y tareas de puesta de huevos.

Pero el «divorcio» no es inaudito. Al igual que otros animales monógamos, las hembras de albatros dejarán una pareja que carece de éxito reproductivo. El biólogo de la Universidad de Lisboa, Francesco Ventura, dijo que el proceso fue relativamente discreto, sin disputas ruidosas. A menudo, cuando la hembra cree que la pareja del año no tuvo éxito, aparecerá con otro macho en la siguiente temporada de reproducción.

Aunque el divorcio de las aves es natural, Ventura recientemente comenzó a notar que la tasa de reproducción de las aproximadamente 15.500 parejas de albatros de ceja negra que se reproducen en New Island, un afloramiento rocoso en las Islas Malvinas, parece variar de un año a otro. «Obviamente hay más divisiones de parejas que en años anteriores», dijo Ventura, cuyo equipo analizó unos 15 años de datos de reproducción.

Para investigar, el equipo se centró en dos variables ambientales críticas para los albatros: la velocidad del viento y la temperatura de la superficie del mar. Cada uno afecta a las aves de diferentes maneras. Los vientos más fuertes les facilitan volar distancias mayores para recolectar alimentos. Por otro lado, el aumento de la temperatura de la superficie del mar limita los nutrientes para los albatros que se alimentan al suprimir la producción de fitoplancton, lo que tiene efectos en cascada en el resto de la red alimentaria marina. Como resultado, los albatros tienen que viajar más lejos y más duro para encontrar suficiente comida. Esto puede confundir el programa de reproducción y aumentar el nivel de estrés entre los socios, ambos factores que reducen el éxito reproductivo.

LEER  Las plantas pueden tener dificultades para adaptarse al cambio climático debido a que menos animales dispersan semillas

en un artículo publicado en el interior Actas de la Royal Society BVentura y su equipo concluyeron que las temperaturas más cálidas del mar se asociaron con mayores tasas de divorcio en el albatros de ceja negra de Nishima, la primera vez que las condiciones ambientales han aumentado las tasas de divorcio en las poblaciones monógamas salvajes, dijeron los investigadores.

Las condiciones más cálidas del mar están asociadas con más divorcios de albatros debido a fallas reproductivas. Profundizando más, el equipo descubrió que en los años cálidos, las hembras de albatros tenían más probabilidades de dejar a sus compañeros, incluso después de intentos exitosos de reproducción.

«Las mujeres anteriormente exitosas son las más afectadas por esto [warming]», dijo Ventura. «Se divorciaron más a menudo, cuando en teoría deberían haberse quedado con su pareja anterior. Esto podría ser una manifestación de lo que Ventura llama la «hipótesis de la culpa de la pareja», en la que las mujeres confunden el estrés causado por las condiciones ambientales con el bajo rendimiento de la pareja.

Ventura planteó la hipótesis de que se podrían observar patrones similares en otras poblaciones de aves marinas, así como en algunos mamíferos monógamos, lo que destaca las consecuencias potencialmente pasadas por alto del cambio climático. Un escenario similar podría tener un impacto «profundo» en las poblaciones de aves más pequeñas al reducir la selección reproductiva, según Natasha Gillies, investigadora de la Universidad de Liverpool, Reino Unido, que estudia el comportamiento reproductivo de las aves marinas pero no participó en el nuevo estudio. «Si las temperaturas más altas de la superficie del mar conducen a mayores tasas de divorcio, eso reduce el éxito reproductivo de toda la población», dijo. «En última instancia, estás enviando menos albatros al mundo y eso tendrá un impacto más amplio en la población».

LEER  La ansiedad climática es real.Por qué es importante hablar de ello

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies