CAMBIO CLIMÁTICO

La atención se centra en los mercados de carbono a medida que continúa la cumbre climática COP26

El mensaje de las conversaciones sobre el clima de esta semana se centra más en la ambición y la equidad que en las comas y los puntos y comas.

Eso se debe a que gran parte del libro de reglas del Acuerdo de París se resolvió hace tres años en Katowice, Polonia, cerrando un capítulo importante en las negociaciones.

O casi.

Hay algunas secciones sin terminar relacionadas con el libro de reglas que pertenecen a los delegados en la reunión conocida como COP 26 en el Scottish Events Park esta semana y la próxima.

El más importante tiene que ver con los proyectos climáticos que cruzan fronteras, también conocido como el Artículo 6 del Acuerdo de París. Los negociadores aún deben dar los toques finales sobre cómo los países pueden comercializar compensaciones de carbono de manera informal o como parte de nuevos mecanismos de mercado centralizados, y cómo utilizar métodos no basados ​​en el mercado para reducir las emisiones en otros países.

Estas son preguntas raras con siglas. Pero los expertos dicen que son inseparables de los objetivos importantes de la reunión de Glasgow: cómo el mundo limitará el calentamiento a 1,5 grados centígrados y garantizará que los países vulnerables tengan los recursos que necesitan para hacer frente a los cambios que ya están entretejidos en el sistema climático global.

«No se puede llegar al cero neto ni a nada cercano a 2 grados o 1,5 grados, a menos que tenga cooperación y una cooperación honesta y, por lo tanto, la capacidad de aprovechar las eficiencias económicas», dijo Dirk Forrest, director ejecutivo de International Emissions Trading. Asociación.

Publicaciones relacionadas

Esto es cierto en el corto plazo, ya medida que avanza el siglo, dijo.

El Acuerdo de París pide a los países que dejen de aumentar las emisiones atmosféricas en la segunda mitad del siglo, con un número creciente de países comprometiéndose a cero emisiones netas para 2050 o las décadas posteriores.

Pero la eliminación de carbono desempeñará un papel para lograrlo, señaló Forrister, «y la mayoría de los países no tienen suficiente capacidad de eliminación por sí mismos para que esto suceda».

Si bien los países grandes y muy boscosos pueden tener suficientes sumideros naturales de carbono para cumplir con estos objetivos, la mayoría de los países en desarrollo necesitarán capacidad de captura y almacenamiento de carbono, lo que requerirá inversión extranjera.

Las discusiones sobre el Artículo 6 continuaron esta semana, con los negociadores delineando opciones antes del fin de semana, cuando los ministros sopesarán los temas más difíciles. Incluye esfuerzos internacionales de mitigación que no están basados ​​en el mercado. También permite que parejas o pequeños grupos de países intercambien compensaciones por su cuenta; algunos países ya han iniciado programas piloto.

Pero algunos de los problemas más persistentes que han obstaculizado las negociaciones en los últimos cinco años se han centrado en establecer un mecanismo formal basado en el mercado para servir al Acuerdo de París. Esto permitirá a los países cumplir con sus compromisos de reducción de emisiones invirtiendo en proyectos en otras partes del mundo. Esto es especialmente preocupante para el Sur global, donde hay muchas oportunidades para mitigar el cambio climático pero poco capital.

Esta no es la primera vez que un acuerdo climático presenta un mecanismo comercial. El MDL bajo el Protocolo de Kioto no tiene un buen historial de integridad ambiental o derechos humanos, un hecho que la mayoría de los países están ansiosos por evitar en el nuevo mercado de París.

Hay países que crean deliberadamente puntos críticos de alta emisión para pagar su cierre. Algunos han cuestionado si las reducciones de carbono habrían ocurrido sin la inversión del MDL y la historia de los residentes locales que fueron despojados de sus derechos sobre la tierra para generar créditos comerciales.

Las Naciones Unidas están tratando de aprender de estas lecciones. Pero hay países a los que les va bien con el MDL y todavía tienen líneas de crédito bajo el sistema. Ahora quieren poder venderlos bajo el nuevo sistema.

La agencia climática de la ONU opera por consenso, lo que permite que cualquier país deje de lado las negociaciones indefinidamente si no lo hace.

‘El crédito antiguo está en todas partes’

Una de las cuestiones que debían abordarse para finalizar el Artículo 6 era si los créditos del MDL podían contarse para París. Si es así, cuáles, cuántos y por cuánto tiempo.

«Estos créditos antiguos son muchos”, dijo Alex Hanafi, director de la estrategia climática multilateral del Fondo de Protección Ambiental. “Son créditos antiguos basados ​​en reglas antiguas. Ahora nos hemos unido al nuevo Acuerdo de París, con la nueva regla de».

Kelley Kizzier, vicepresidenta de EDF para el clima global, dijo que se han logrado avances desde la conferencia sobre el clima en Madrid hace dos años y, a pesar de los avances tecnológicos, el trabajo sobre el Artículo 6 no se ha completado.

El Comité Ejecutivo del Mecanismo de Desarrollo Limpio y una agencia independiente afiliada a las Naciones Unidas que rige la aviación civil han tomado decisiones sobre la elegibilidad para el crédito del Protocolo de Kioto. Las decisiones podrían afectar la cantidad de créditos que se permite ingresar al mercado de París para venderse a países que buscan compensar sus emisiones nacionales.

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) limita los créditos MDL elegibles para su sistema de comercio de emisiones a los créditos generados en 2016 o después. Los negociadores de Glasgow pueden tener en cuenta la restricción, dijo Kizzier.

«Se convirtió en una cuestión de huevo y gallina», dijo. «si [U.N. Framework Convention on Climate Change] Llame para preguntar qué créditos son elegibles y esto afectará [ICAO’s program] viceversa. «

Además del problema del remanente, los negociadores deben decidir cómo evitar que las reducciones de emisiones se cuenten dos veces, lo que podría socavar la integridad del acuerdo.

La diferencia fundamental entre el Protocolo de Kioto de 1997 y el Acuerdo de París de 2015 es que este último se basa en los compromisos de reducción de emisiones de los países ricos y pobres.

“Según el Protocolo de Kioto, los países desarrollados tienen objetivos cuantitativos y los países en desarrollo no, pero pueden albergar proyectos”, dijo Rick Saines, socio de la consultora sobre cambio climático Pollination.

«En este caso, todos los países ahora han presentado una INDC», dijo.

Cuando un país vende créditos para proyectos sectoriales cubiertos por su Contribución determinada a nivel nacional (NDC), ¿puede seguir contabilizando estas toneladas de CO2 evitadas?2 ¿Contribución a ti mismo? ¿O solo debería contar para el resultado final del país comprador?

Brasil insiste en que ambos países deberían recibir crédito por reducir el crédito comercial, al menos por un tiempo. Argumenta que prohibir a los países calcular las reducciones de emisiones en ciertos sectores los alentaría a ofrecer NDC menos integrales y ambiciosas.

«Creo que la opinión brasileña es que algunas de las opiniones que otros tienen sobre el doble conteo están demasiado simplificadas», dijo Kizzier. «Y el punto de otros es ‘Pero el doble conteo es simple. No debería suceder'».

Otro problema es cómo cumplir con los requisitos del Acuerdo de París para reservar parte de los ingresos comerciales para ayudar a los países vulnerables a adaptarse al cambio climático. Aún por determinar: cómo cumplir el mandato de París, el mecanismo comercial que ofrece una mayor ambición general que al revés.

Un informe de la ONU publicado antes de la COP 26 destacó la brecha entre los compromisos actuales y la narrativa científica necesaria para cumplir con los objetivos de temperatura de París, y señaló que muchos países han incorporado mecanismos de mercado en sus NDC y están esperando la conclusión de las negociaciones del Artículo 6.

“Los mercados de carbono pueden generar reducciones de emisiones reales e impulsar la ambición, pero solo si las reglas son claras, están diseñadas para garantizar que las transacciones reflejen las reducciones de emisiones reales y están respaldadas por acuerdos que rastrean el progreso y brindan transparencia”, dijo el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en su declaración declarada en el informe. Informe.

adelante desde Noticias Eléctricas y Electrónicas Con licencia de POLITICO, LLC. Copyright 2021. Todos los derechos reservados. E&E News ofrece noticias importantes para los profesionales de la energía y el medio ambiente.

LEER  Costo de la contaminación por carbono fijado en $ 51 por tonelada

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies