Calentamiento Global

Esto es lo que Australia necesita traer a Egipto para la COP27

Funcionarios de casi 200 países se están reuniendo en Sharm-El-Sheikh, Egipto, para la 27ª conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas conocida como COP27. Múltiples crisis globales amenazan con eclipsar la cumbre, pero la tarea de la COP27 durante las próximas dos semanas es más urgente que nunca.

Un informe publicado hoy por el Consejo Climático muestra que el mundo está en las garras de una crisis climática cada vez más profunda. Sin recortes de emisiones más ambiciosos en esta década, nos dirigimos hacia una catástrofe en toda regla.

En este momento de volatilidad global, Australia puede desempeñar un papel clave. En la COP27, los funcionarios australianos cabildearán para copatrocinar las conversaciones climáticas de la ONU con los países insulares del Pacífico.

Pero, para tener éxito en su oferta, Australia tendrá que predicar con el ejemplo. Eso significa alejarse rápidamente del carbón y el gas y ayudar a las naciones en desarrollo a gestionar los impactos climáticos.



Leer más: 3 cosas que un científico del clima quiere que los líderes mundiales sepan antes de la COP27


Australia debe mostrar más ambición

Después de una década de negación y demora, Australia se ha reincorporado al cambio global hacia una economía de energía limpia. Sin embargo, el nuevo objetivo de Australia para 2030 (reducir las emisiones en un 43 % con respecto a los niveles de 2005) sigue siendo uno de los más débiles del mundo desarrollado. Y docenas de importantes proyectos de combustibles fósiles siguen en trámite.

gráfico de barras horizontales que muestra los objetivos de reducción de emisiones de los países desarrollados para 2030

Fuente: Consejo Climático de Australia, Autor proporcionado

Se necesita más ambición. En la COP27, el ministro de Cambio Climático y Energía, Chris Bowen, tiene la oportunidad de señalar que Australia tiene la intención de convertirse en una superpotencia de energías renovables, exportando los productos básicos de energía limpia y los minerales críticos que otras naciones necesitan para descarbonizar sus economías.

La diplomacia australiana también importa. Australia se postula formalmente para albergar una futura ronda de conversaciones climáticas de la ONU, por primera vez, en asociación con las naciones insulares del Pacífico. Pero un papel más importante vendrá con mayores expectativas.

Para demostrar las credenciales climáticas de Australia, Bowen deberá explicar que nuestro objetivo para 2030 es solo un punto de partida. Las naciones insulares del Pacífico querrán que Australia ponga fin a la financiación pública de los combustibles fósiles y se una a la creciente lista de países que han fijado un plazo claro para abandonar el carbón.

También se espera que Australia comprometa más financiamiento climático para los países en desarrollo y apoye un nuevo fondo global para abordar las pérdidas y daños permanentes del cambio climático.



Leer más: La hambruna no debería existir en 2022, pero Somalia se enfrenta a su peor momento hasta el momento. Países ricos, paguen sus cuotas


Con una agenda climática internacional responsable, Australia podría desempeñar un papel crucial en el refuerzo de la cooperación global y la intermediación en la siguiente fase de la acción climática.

Necesitamos delegados y líderes mundiales que se mantengan enfocados en la COP27. La distracción será mortal.

Un mundo de sufrimiento climático

Este año se batieron récords meteorológicos extremos en todos los continentes. De Lismore a Lahore, los registros se movían tan rápido que era difícil seguir el ritmo.

Australia registró su día más caluroso de la historia y su desastre de inundación más costoso.



Leer más: Algunos ayuntamientos aún confían en mapas en papel obsoletos, ya que las tormentas sobrealimentadas se burlan de la planificación de inundaciones


China soportó su ola de calor más intensa. En Pakistán, las inundaciones extremas afectaron a más de 30 millones de personas y mataron a miles.

El verano más caluroso registrado en Europa superó el récord del año pasado. El continente también sufrió una de las peores sequías de su historia. Las temperaturas del Reino Unido superaron los 40 ℃ por primera vez.

El oeste de Estados Unidos también registró su peor ola de calor.

En Sudáfrica, las precipitaciones récord provocaron cientos de muertes. La sequía en el este de África ha dejado a millones de personas en riesgo de morir de hambre.

Estos impactos climáticos, lamentablemente, son solo el comienzo. Están ocurriendo en un mundo que se ha calentado 1,2 ℃ desde la Revolución Industrial, pero va a empeorar. Incluso si todos los países alcanzan sus objetivos de reducción de emisiones para 2030, el mundo se encamina a un calentamiento de 2,4-2,6 ℃ este siglo.

Recortes más profundos de las emisiones en esta década pueden evitar los peores escenarios. Pero debemos actuar ahora. Las emisiones globales deben caer un 45 % para 2030 para tener alguna posibilidad de lograr el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento a 1,5 ℃.

La geopolítica está impulsando la carrera de energía limpia

Incluso mientras los récords climáticos caen, los líderes mundiales se centran en la rivalidad estratégica entre las naciones. Sin embargo, no todo son malas noticias. Si bien la competencia puede socavar la acción conjunta, también está acelerando el cambio hacia la energía limpia.

Estados Unidos y China compiten para liderar esta transición.

China es el mayor emisor del mundo y depende en gran medida de la energía a base de carbón, pero también es el líder mundial en la producción y el despliegue de energía limpia.

El año pasado, China construyó casi la mitad de la nueva infraestructura de energía renovable del mundo. China también domina la producción mundial de energía solar fotovoltaica, baterías, turbinas eólicas y vehículos eléctricos.

En septiembre, el Congreso de EE. UU. aprobó una ley que autoriza el gasto climático más grande en la historia de EE. UU. La intención es establecer una base de fabricación de energía limpia en los EE. UU. y desplazar a China como proveedor clave de componentes para energía solar, eólica, baterías y vehículos eléctricos.



Lea más: Las bombas de calor pueden reducir sus costos de energía hasta en un 90%. No es magia, solo un uso inteligente de las leyes de la física.


En Europa, la invasión rusa de Ucrania ha acelerado el alejamiento de los combustibles fósiles, ya que ahora también es un problema de seguridad. En mayo, la Unión Europea estableció un plan para reducir las importaciones de gas ruso en dos tercios este año y terminarlas por completo antes de que termine la década.

La estrategia reducirá el uso general de gas en Europa, no solo el gas ruso, en un tercio para 2030. También establece objetivos más ambiciosos para 2030 para energías renovables y ahorro de energía, y requiere instalaciones solares en los techos de los nuevos edificios.

Como resultado, se espera que la UE supere su objetivo de emisiones para 2030. Los políticos europeos acordaron fortalecer formalmente el objetivo el próximo año.

La competencia entre las principales potencias claramente está acelerando, no ralentizando, el cambio hacia la energía limpia. La mayoría de los países, que representan más del 90% de la economía mundial, se han comprometido a lograr emisiones netas cero. La mayor parte del mundo desarrollado se ha comprometido a reducir al menos a la mitad las emisiones en esta década.

Australia está bien posicionada para beneficiarse de la transición global de energía limpia. En la COP27 debemos señalar nuestro cambio de peso pesado de los combustibles fósiles a la superpotencia de las energías renovables.

LEER  Menos eructos, más carne y leche

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies