CAMBIO CLIMÁTICO

Cómo Biden podría revertir los ataques de Trump a la investigación climática

Los activistas esperan que los próximos cuatro años representen una nueva era para la acción climática de EE. UU.

El presidente electo Joe Biden ha esbozado un ambicioso plan climático destinado a lograr emisiones netas de carbono cero para 2050. Y se comprometió a reingresar de inmediato a los EE. UU. en el acuerdo climático de París.

La elección no solo afectará la mitigación climática. La investigación básica sobre el clima y el medio ambiente también se beneficiará.

Durante los últimos cuatro años, la administración Trump ha socavado la ciencia del clima en las agencias federales, incluso al suprimir la investigación y llenar los puestos de liderazgo con funcionarios que cuestionan o rechazan los principios del calentamiento global. Estas prácticas han inhibido la capacidad de los científicos del gobierno para realizar y comunicar sus propias investigaciones y promovieron información errónea sobre el cambio climático, según científicos y defensores.

Estos ataques a la investigación climática están en consonancia con el amplio patrón de negación de la ciencia de la administración Trump. La investigación climática es solo un campo de la ciencia gubernamental que ha sufrido bajo Trump.

Aún así, Biden podría revertir rápidamente muchas de las prácticas y políticas implementadas por la administración Trump. Aquí hay algunas áreas para observar:

El valor de los costes climáticos

En 2017, la administración Trump revisó una métrica económica inestable, pero muy significativa, utilizada para estimar los costos monetarios del cambio climático.

Conocido como el costo social del carbono, la métrica evalúa la cantidad en dólares que las emisiones de gases de efecto invernadero probablemente costarán a la sociedad en los impactos del cambio climático, incluidos los daños futuros a la infraestructura, la agricultura y la salud humana. Se emplea con frecuencia en análisis de costo-beneficio que se utilizan para ayudar a desarrollar y evaluar políticas ambientales.

La administración Obama valoró el costo social del carbono en unos 42 dólares por cada tonelada de dióxido de carbono emitida a la atmósfera.

La administración Trump redujo significativamente su estimación de la métrica, reduciéndola a alrededor de $6 por tonelada de dióxido de carbono. Luego, la administración usó la estimación más baja para ayudar a justificar la reversión de varias reglas ambientales de la era de Obama, incluido el Plan de Energía Limpia.

Los expertos en clima han argumentado que la estimación de la administración Trump es demasiado baja. Incluso la estimación de la era de Obama puede no haber tenido en cuenta por completo los costos de algunos impactos climáticos futuros, sugieren los investigadores. Algunos estudios recientes indican que la métrica debería estar muy por encima de los $100 por tonelada de CO2.

La administración Biden tendrá la oportunidad de revisar nuevamente el costo social del carbono, teniendo en cuenta las investigaciones y opiniones de expertos más actualizadas.

Política basada en la ciencia

La EPA de Trump está en proceso de implementar una regla controvertida para prohibir que la agencia considere estudios que no pueden hacer públicos todos sus datos subyacentes.

Los críticos han argumentado que la llamada regla de transparencia descalificaría la consideración de algunos estudios cruciales, incluida la investigación que contiene secretos comerciales o estudios de salud que involucran información confidencial sobre pacientes.

A principios de este año, decenas de organizaciones e instituciones científicas escribieron una carta abierta al administrador de la EPA, Andrew Wheeler, expresando su preocupación por la regla.

“Los científicos agradecen la transparencia y alientan el escrutinio de su trabajo”, decía la carta. “Sin embargo, esta regla y el suplemento no tienen como objetivo fortalecer la ciencia, sino socavar la capacidad de la EPA para utilizar la mejor ciencia disponible para establecer políticas y regulaciones”.

Es probable que la regla afecte las regulaciones que se basan en estudios médicos y epidemiológicos, incluidos los impactos en la salud humana de varias toxinas y contaminantes. Estos pueden incluir regulaciones dirigidas a las fuentes de contaminación del aire y emisiones de gases de efecto invernadero, que a menudo coinciden.

La administración de Biden podría revocar la regla a través de una ley federal conocida como Ley de Revisión del Congreso. Esto requeriría el apoyo del Congreso. De lo contrario, podría ser necesario un proceso formal de elaboración de normas para deshacerlo.

Negadores en el liderazgo

Trump ha dotado a sus agencias científicas federales de numerosos altos funcionarios conocidos por socavar o negar la ciencia del cambio climático.

Su primer administrador de la EPA, Scott Pruitt, era un conocido escéptico climático. El sucesor de Pruitt, Andrew Wheeler, ha minimizado repetidamente la gravedad del cambio climático y ha declarado que no considera que el tema sea una prioridad apremiante.

La administración Trump también ha sido criticada por reducir o disolver varios paneles asesores científicos encargados de asesorar a las agencias gubernamentales. La administración también ha sido criticada por llenar la junta asesora de la EPA con personas designadas que tienen conexiones con las industrias que regula la agencia.

Más recientemente, la Casa Blanca ha designado a varios escépticos de la ciencia climática convencional para los principales puestos de la NOAA.

El mes pasado, el jefe de gabinete interino de la NOAA, Erik Noble, destituyó al jefe científico interino de la agencia, Craig McLean, y lo reemplazó con el meteorólogo Ryan Maue. Maue trabajó anteriormente para el think tank libertario Cato Institute y tiene un historial de restar importancia a la gravedad del cambio climático.

A Maue se unió en la NOAA el profesor de geografía de la Universidad de Delaware, David Legates, quien ahora se desempeña en un puesto recién creado como subsecretario. Legates también tiene un historial de criticar la ciencia climática convencional y cuestionar la influencia de las emisiones humanas de dióxido de carbono en el calentamiento global.

Estos últimos nombramientos pueden ser de corta duración. La administración de Biden tendrá el poder de nombrar a sus propios altos funcionarios de la agencia, con la oportunidad de devolver estos puestos a personas que adopten la ciencia aceptada.

Supresión de la ciencia

De manera más general, numerosos informes han sugerido que la administración Trump ha suprimido la investigación climática, eliminado silenciosamente la información climática de los sitios web de las agencias y presionado a los científicos para que no comuniquen sobre el cambio climático.

Silencing Science Tracker, una iniciativa conjunta del Centro Sabin para la Ley del Cambio Climático de la Universidad de Columbia y el Fondo de Defensa Legal de la Ciencia Climática, rastrea los intentos del gobierno de restringir la investigación científica o la comunicación. Cita numerosos casos en los que los estudios o informes científicos relacionados con el cambio climático o la energía limpia fueron bloqueados, dejados de lado o retrasados ​​por agencias federales.

Un informe de politico descubrió que la administración Trump se negó a promover o publicitar docenas de estudios financiados por el gobierno realizados por científicos del Departamento de Agricultura.

En los últimos cuatro años, numerosos informes han documentado cómo la información climática ha desaparecido silenciosamente de los sitios web y documentos gubernamentales.

Mientras tanto, una encuesta de 2018 a científicos de 16 agencias federales encontró que el 18 % de todos los encuestados, incluido el 47 % de los encuestados del Servicio de Parques Nacionales y el 35 % de la EPA, informaron que se les pidió que omitieran la frase “cambio climático” de su trabajo.

Reimpreso de Climatewire con permiso de E&E News. E&E brinda cobertura diaria de noticias esenciales sobre energía y medio ambiente en www.eenews.net.

LEER  Consecuencias del cambio climático 😥

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies