CAMBIO CLIMÁTICO

Arquitectos de la COP indignados por falta de justicia climática en cumbre clave

Los investigadores que ayudaron a redactar partes del primer acuerdo ambiental de la ONU hace casi 30 años dicen que los países de bajos ingresos están muy decepcionados con las actuales conversaciones climáticas de la COP26.

Científicos y legisladores de países ricos y pobres asistieron a la Cumbre de la Tierra de la ONU de 1992 en Río de Janeiro, Brasil. «Tengo esperanzas», dijo Zakri Abdul Hamid, ecologista y asesor científico de la delegación de Malasia, recordando cómo se transformó «de un joven académico abierto» a un tomador de decisiones científicas de la persona.

«Tengo grandes esperanzas puestas en Río», agregó Saleemul Huq, un científico climático de Bangladesh que es asesor de los países vulnerables al clima que participan en Río.

La cumbre condujo a un acuerdo de la ONU para abordar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como a un nuevo enfoque de la ONU sobre el desarrollo sostenible. Pero Zachary ahora piensa que es «ingenuo» al esperar que los países ricos cumplan sus promesas de proteger los intereses de los países más pobres.

Mientras se lleva a cabo la segunda semana de negociaciones en la 26.ª Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP26) de las Naciones Unidas en Glasgow, Reino Unido, los países de bajos ingresos han criticado profundamente el lento ritmo de la descarbonización y dicen que las promesas de proporcionar fondos no han cumplido. sido honrado.

Acuerdo histórico

Río fue una reunión importante, ya que los formuladores de políticas de países ricos y pobres establecieron lo que parecía ser un escenario equitativo para proteger el medio ambiente de los peores efectos de la industrialización. Las ideas que condujeron a la cumbre provinieron principalmente de países de altos ingresos. A los países de bajos ingresos les preocupa que el cambio climático o los acuerdos sobre biodiversidad les impidan construir sus propias industrias e infraestructura moderna.

LEER  Acuerdo entre EE. UU. y China lleva negociaciones climáticas a etapa final

En respuesta, los países más ricos acordaron asumir la carga de la descarbonización y la reducción de la pérdida de biodiversidad, mientras les dan a los países más pobres más tiempo para industrializarse. Pero no lo hicieron, dijo Zakri, quien continúa presidiendo la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas.

En un informe publicado antes de la COP26, investigadores del Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente (CSE) de Nueva Delhi concluyeron que entre 1990 y 2019, Dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero provienen de los países de ingresos más altos• Los países ricos tampoco cumplieron con el Protocolo de Kioto de 1997, una ley internacional que redujo las emisiones en un promedio del 5 por ciento desde los niveles de 1990 entre 2008 y 2012.

Desde principios de la década de 1990, «Reducir y converger» Acogido como una forma de mejorar la equidad. La idea es que tanto los países de ingresos altos como los de ingresos bajos se descarbonicen, pero a ritmos diferentes (los países más ricos reducen las emisiones más rápido («contracción»)) hasta que las emisiones de ambos grupos converjan al mismo nivel per cápita. La idea atrajo rápidamente a políticos influyentes de países de ingresos altos y bajos, incluidos China y Estados Unidos, así como a agencias de la ONU.

«No ofende a nadie; une a todos. Es justo. Es inclusivo», dijo Aubrey Meyer, arquitecto jefe del Global Public Institute de Londres. Pero el apoyo al concepto no se ha traducido en una acción significativa.

“Hoy, 30 años después, en la COP26, la mayoría de los problemas ambientales están empeorando”, dijo Zakri, y agregó que los países ricos no rendían cuentas.

Sunita Narain es directora general de CSE y es coautora del informe con la experta en políticas climáticas Avantika Goswami. Narain dijo que el acuerdo climático de París de 2015, un acuerdo para limitar el calentamiento global a menos de 2 °C por encima de los niveles preindustriales, finalmente erosionó los compromisos con la equidad. También se espera que los países de bajos ingresos comiencen a reducir las emisiones desde que se firmó el acuerdo. Sin embargo, estos países producen solo una fracción de las emisiones de gases de efecto invernadero de los grandes emisores, dijo.

«La realidad es que París no nos da espacio para crecer», dijo Narain, quien representó a CSE en la cumbre de Río. A ella le preocupa que, a menos que los objetivos provisionales se cumplan estrictamente, el compromiso de los grandes emisores con emisiones netas cero para 2050 o más tarde permitirá a los países más ricos «continuar asumiendo una mayor parte de sus presupuestos de carbono».

La financiación falla

Los veteranos de Río también están indignados por el incumplimiento de las promesas de financiamiento climático. El acuerdo de 1992 estipulaba que los países más ricos proporcionarían fondos para proteger a los países propensos al cambio climático del calentamiento global y ayudarlos a desarrollar nuevas tecnologías.

Se estableció un fondo de mil millones de dólares llamado Fondo para el Medio Ambiente Mundial, seguido de otros modestos fondos climáticos.En la COP15 en Copenhague en 2009, los países más ricos acordaron una cifra más realista que estaba más en línea con las necesidades de los países de bajos y medianos ingresos: se comprometieron a proporcionar $ 100 mil millones por año de 2020 a 2025El exdirector de sustentabilidad Tariq Banuri dijo que se incumplieron los objetivos de 2020, con más de dos tercios de los fondos en forma de préstamos en lugar de «nuevos extras» esperados después de «Rio Funding» en las Naciones Unidas en Nueva York, donde representó a Pakistán en la Cumbre de la Tierra de 1992.

Banuri dijo que el proceso de negociación de la COP que él, Huq, Zakri, Narain y otros ayudaron a crear ahora es poco más que una «cura institucional» para los países más ricos. “Están pasando por un proceso de fracaso para asegurarse de que están haciendo algo. Soy muy pesimista sobre la COP”, dijo.

Al mismo tiempo, existe el consenso de que la esperanza no puede morir. A la COP de Glasgow asistieron un gran número de científicos y jóvenes de los campos de la ciencia, el activismo y la política. “Tienen que seguir diciéndole la verdad al poder”, dijo Naland.

Hook, quien fundó el Centro Internacional para el Cambio Climático y el Desarrollo en Dhaka, dijo que los países deben continuar trabajando juntos a través de las Naciones Unidas para lograr la justicia. «Las Naciones Unidas es lo más parecido en el mundo a una institución de gobierno global», dijo. «Tenemos que seguir adelante, incluso si realmente no funciona».

Este artículo se reproduce con permiso, publicado por primera vez 10 de noviembre de 2021.

LEER  Los impactos del cambio climático se sienten desde India hasta Brasil | AFP

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies