ENERGÍA RENOVABLE

4 pasos urgentes para empezar

El cambio climático no es solo una palabra de moda o un tema de debate político. Es un problema real y apremiante que afecta todos los aspectos de nuestras vidas. Los efectos del cambio climático ya se están sintiendo en todo el mundo, desde el aumento del nivel del mar hasta olas de calor, sequías, inundaciones, pérdida de biodiversidad, inseguridad alimentaria y más.

En Nigeria, el cambio climático ha contribuido a los crecientes desafíos económicos y sociales del país. El país ha reconocido la necesidad de avanzar hacia un futuro bajo en carbono. Sin embargo, el cambio climático estuvo ausente en gran medida de los manifiestos de la campaña presidencial de 2022.

El gobierno recién elegido, encabezado por Bola Ahmed Tinubu, enfrenta numerosos desafíos inmediatos. Entre ellos se encuentran la violencia y la inseguridad generalizadas; alta inflación y depreciación de la moneda; y una carga de deuda creciente.

Pero el cambio climático no puede ser ignorado. Ha contribuido directamente a las crisis de Nigeria. Por ejemplo, las inundaciones extremas en 2022 desplazaron a 1,4 millones de personas y alimentaron la inflación alimentaria.



Leer más: Inundaciones en Nigeria: 4 formas en que afectan la seguridad alimentaria


El calor extremo y las precipitaciones irregulares, ambas consecuencias del cambio climático, han intensificado la competencia por los recursos entre agricultores y pastores, lo que ha provocado enfrentamientos entre comunidades.



Leer más: El conflicto entre pastores y agricultores en el Sahel necesita una nueva descripción: por qué encaja la ‘violencia ecológica’


Como experto en reducción del riesgo de desastres y adaptación al cambio climático, argumento que el cambio climático debe ser central en la planificación del gobierno. Esto es para prevenir futuros daños a la infraestructura, crear oportunidades económicas y brindar diversos beneficios sociales y ambientales.

El nuevo gobierno de Nigeria debería tomar medidas sobre el cambio climático, incluso en medio de todos los demás problemas apremiantes. Gran parte de esta acción se refiere al paso de la dependencia de los combustibles fósiles a fuentes de energía más limpias, a menudo denominada transición energética.

Nigeria es un importante productor de hidrocarburos y posee las mayores reservas de gas natural del continente. Por lo tanto, tiene el potencial de desempeñar un papel importante en la configuración de cómo los países gestionan la transición de los combustibles de hidrocarburos a fuentes de energía más limpias, como la energía solar, eólica e hidroeléctrica.

Aunque las nefastas finanzas públicas de Nigeria limitan su capacidad para invertir en energía renovable, el gobierno aún puede tomar medidas. Ha comenzado con la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles. Otros pasos, que la investigación ha demostrado que están funcionando en Marruecos y Ruanda, podrían ser:

  • gestión eficaz del riesgo de inundación

  • exenciones de impuestos y aranceles para componentes utilizados en soluciones solares

  • adaptar las iniciativas existentes en los sectores de la energía, la agricultura y el transporte para promover la energía limpia

  • priorizar proyectos de infraestructura que atraigan inversión privada en la transición energética.

Soluciones

Antes de 2018, los equipos de generación de energía renovable eran elegibles para exenciones de impuestos. Pero las exenciones fiscales terminaron, lo que resultó en precios minoristas más altos para las soluciones solares. Un estudio realizado por el Fondo Africano de Asistencia Técnica de Energía Limpia calculó que los beneficios de productos solares más baratos (acceso a la energía y creación de empleo) habrían superado los ingresos fiscales perdidos.

El nuevo presidente podría restablecer los incentivos para los productos solares.

El gobierno también debe actuar con urgencia para gestionar los riesgos de inundaciones. Podría invertir en campañas de concientización para educar a los ciudadanos sobre los peligros de las inundaciones y cómo prepararse y responder a las inundaciones.



Leer más: Qué pueden hacer las ciudades de Nigeria para hacer frente mejor al riesgo de inundaciones


La planificación urbana sostenible y la gestión del uso de la tierra pueden hacer que las áreas urbanas sean menos vulnerables a las inundaciones. Esto implica hacer cumplir los códigos de construcción y las reglamentaciones de zonificación, salvaguardar las zonas de amortiguamiento naturales, como los humedales, y usar infraestructura verde para gestionar la escorrentía de aguas pluviales.



Leer más: Los humedales hacen el trabajo de una tecnología costosa, si los dejamos


En tercer lugar, el gobierno puede revisar las iniciativas existentes en los sectores de energía, agricultura y transporte para promover la acción climática a un costo moderado. Por ejemplo, la Iniciativa Presidencial de Energía es una asociación entre el gobierno de Nigeria y Siemens Energy AG para mejorar la infraestructura energética. Es una oportunidad para permitir la integración de las energías renovables. La nueva administración debe honrar los acuerdos firmados y seguir financiándolos.

El gobierno también puede mejorar las habilidades de los pequeños agricultores en métodos de agricultura climáticamente inteligente. Estos incluyen la adopción de variedades de semillas tolerantes a inundaciones y sequías, la instalación de sistemas de alerta temprana para el clima y la capacitación de agricultores para mejorar la productividad de la tierra.



Leer más: Pioneros del clima: cómo los pequeños agricultores podrían liderar el camino hacia la agricultura sostenible


Una cuarta área donde el gobierno podría actuar sobre el clima es la infraestructura para la transición energética. Por ejemplo, invertir en redes modernas que fomenten la inversión privada en energía solar y eólica.

El gobierno también puede asociarse con instituciones multilaterales y bancos de desarrollo para movilizar el financiamiento para la acción climática.



Leer más: Resumen de la COP27: las conversaciones sobre el clima generaron grandes logros para África, pero también varios desafíos


La iniciativa Desert to Power del Banco Africano de Desarrollo, que tiene como objetivo construir un parque solar de 10 GW en la región del Sahel de África, incluida Nigeria, presenta una oportunidad para que el gobierno atraiga inversiones en el sector de energía renovable del país.

Finalmente, el gobierno debe reconocer la importancia de la crisis climática y los desafíos que plantea para el desarrollo de Nigeria. La acción climática debe coordinarse entre sectores e integrarse en todas las políticas gubernamentales.

estrategia climática

El gobierno también puede comprometerse con las organizaciones de la sociedad civil, la academia y el sector privado en la estrategia climática.



Leer más: Por qué los líderes religiosos de Nigeria deberían aprender más sobre el cambio climático


Tal estrategia podría guiar la transición del país hacia una economía baja en carbono y la asignación de recursos para la acción climática.

La transición energética es una oportunidad para que Nigeria diversifique su economía, reduzca su dependencia de los combustibles fósiles y cree nuevas oportunidades de trabajo. La acción climática puede ayudar a abordar algunos de los desafíos más apremiantes de Nigeria, como las frecuentes inundaciones, la inseguridad alimentaria, la pobreza y la desigualdad.

LEER  Hay un gran aumento en la producción solar en curso, y Australia podría mostrarle al mundo cómo usarla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies